Sucesos

Asesinatos en julio y agosto duplican los del primer semestre del 2010

Repliegue de fuerzas policiales revive ola de crímenes en Limón

Actualizado el 24 de agosto de 2010 a las 12:00 am

Autoridades dicen carecer de personal para tener acciones permanentes

Ministro Tijerino propone nombrar a comisionado contra hampa limonense

Sucesos

Repliegue de fuerzas policiales revive ola de crímenes en Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luego de que la cantidad de crímenes cayera a la mitad en el cantón Central de Limón, los trece homicidios ocurridos en los últimos dos meses volvieron a encender las luces de alarma.

Los homicidios registrados entre julio y agosto prácticamente duplican los siete hechos sangrientos reportados durante todo el primer semestre del 2010.

Jorge Rojas, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), reconoció ayer que la escalada de violencia en el Caribe coincide con el retiro de las fuerzas policiales.

“Limón se reforzó con una importante cantidad de agentes (del OIJ); la Fuerza Pública hizo lo mismo. Detuvimos muchísima gente que tenía asuntos pendientes. Fiscales y jueces tramitaron prisiones preventivas en casos procedentes y eso tuvo impacto.

“Lo que pasa es que ni ellos (Fuerza Pública) ni nosotros teníamos personal suficiente para dejar a todos esos refuerzos de forma permanente”, manifestó el jerarca del OIJ.

José María Tijerino, ministro de Seguridad Pública, explicó que, si bien hubo necesidad de retirar los equipos de intervención (creados para misiones específicas), estos han sido sustituidos, en forma paulatina, por policías regulares. “Esos grupos no podían ser permanentes pues su naturaleza es para atender situaciones de emergencia”, enfatizó.

De acuerdo con Érick Lacayo, jefe de la Fuerza Pública, en el último año fueron enviados a Limón 194 policías permanentes; 44 de ellos durante el último mes.

“No es que la Policía haya abandonado el campo, sino que hemos tenido una sustitución de los cuerpos operativos”, enfatizó el Ministro Tijerino.

Celso Gamboa, funcionario del Ministerio Público a quien se le comisionó la tarea de mantener al hampa limonense en raya, dijo sentirse confiado de que la intervención policial siga vigente.

“Había control sobre la delincuencia. Este repunte no estaba presupuestado hasta que explotó”, consideró.

Durante el primer semestre del 2009, la tasa de homicidios en Limón alcanzó la cifra de 22 por cada 100.000 habitantes. Dicho registro cayó a la mitad durante el mismo período de este año.

No obstante, los crímenes se dispararon en los últimos dos meses.

Tijerino calificó la situación delictiva del cantón como “gravísima” y reveló que presentará a la presidenta Laura Chinchilla una propuesta a fin de nombrar un alto comisionado que dirija la lucha contra la criminalidad allí.

“Es un plan que vamos a exponer ante el Consejo de Seguridad Nacional; un plan estratégico porque las cosas no están marchando”, puntualizó.

Por su parte, el director del OIJ anunció que enviará más investigadores judiciales para frenar al hampa en esa zona.

Propuesta. Ayer en la noche, el viceministro de Seguridad, Jorge Chavarría, presentó a Tijerino la propuesta para Limón.

Tijerino consideró que el problema en el Caribe es esencialmente de corrupción. “Esto trasciende de lo policial a lo sociopolítico. Limón necesita algo más profundo. Tiene que ver con las instituciones públicas”, señaló el Ministro.

Él y Jorge Rojas coincidieron en señalar que muchos de los últimos asesinatos en Matina y el cantón Central de Limón se deben a ajustes de cuentas entre personas vinculadas a actividades delictivas.

“El posicionamiento del territorio por parte de las bandas del narco sigue en aumento. Los últimos asesinatos jamás podrían haber sido evitados con presencia policial.

“Cuando hay un ajuste de cuentas entre grupos criminales, tarde o temprano cumplen con su objetivo. No hay que atribuirle esos crímenes a la ausencia policial. La prevención, en esos casos, no tiene ese poder. Con eso puedo evitar un asalto, no que bandas en guerra se maten entre ellos”, advirtió el titular de Seguridad Pública.

Ataque. El último homicidio ocurrido en el cantón Central de Limón tuvo lugar la madrugada de ayer en barrio Los Cocos. Allí una pareja de motociclistas mató a Bradley Alfonso Grant Grant, de 29 años.

A la casa de la víctima, los asesinos llegaron a la 1:27 a. m.

Tras llamar a la puerta, le solicitaron a la compañera de Grant que lo llamara. En cuanto él se asomó a la puerta, uno de los sujetos abrió fuego, al parecer con un arma corta, calibre 9 milímetros.

La víctima recibió cuatro balas que lo hirieron en la tráquea, el hombro izquierdo y la cara. Su muerte fue casi instantánea. Familiares prefirieron no hablar. Grant era padre de un niño de 8 años y de un recién nacido. Colaboraron Nicolás Aguilar y Reiner Montero.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Repliegue de fuerzas policiales revive ola de crímenes en Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota