Sucesos

OIJ detuvo a ocho extranjeros

Red mantenía en bodegas 2,2 toneladas de cocaína

Actualizado el 24 de mayo de 2007 a las 12:00 am

Grupo construyó un fosa para ocultar droga en el patio de una vivienda

Cabecillas de la organización tenían en su poder un fusil AK-47 y una pistola

Sucesos

Red mantenía en bodegas 2,2 toneladas de cocaína

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ocho extranjeros, miembros de una red narco que disponía de 2.200 kilos de cocaína para futuras entregas, fueron detenidos la tarde del martes por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los investigadores arrestaron a siete mexicanos, seis de ellos de apellidos Robleto, Esquivia, Sánchez, Hill, Valencia y Malaña. El otro es menor de edad.

También cayó un colombiano de apellido Tabares, aprehendido cuando se movilizaba por Bajo Los Ledezma (en La Uruca) con 640 kilos ocultos en un microbús.

La organización –al parecer tendría vínculos con el cartel de Sinaloa, México– contaba con una bodega subterránea, construida en el patio de una casa en Rohrmoser, Pavas. La alquilaron en febrero.

Ahí el OIJ encontró otros 640 kilos. El resto de la droga (920 kilos) estaba en una bodega que el grupo alquiló (el 31 de marzo) en Lagunilla de Heredia.

Presuntamente, los narcotraficantes esperaban movilizar 200 kilos de cocaína en el “cortaviento” de un tráiler, pero el OIJ se adelantó a sus planes.

De acuerdo con Francisco Segura, director interino de ese cuerpo policial, la organización almacenaba aquí grandes cantidades de cocaína para reenviar cargamentos pequeños ocultos en cabezales. Los vehículos –de acuerdo con las pretensiones del grupo narco– tenían como destino El Salvador y México, antes de su movilización a Estados Unidos.

Segura sostiene que los sujetos también reclutaban mulas (personas que transportan drogas).

Centro de hospedaje. Los cabecillas de la organización –al parecer Valencia y Malaña– vivían en la casa en Rohrmoser.

“Esa vivienda era el centro de reunión”, explicó el jefe policial Francisco Segura.

En ese sitio los agentes de estupefacientes del OIJ hallaron un fusil AK-47 (tenía una bala en boca, lista para ser disparada) y seis cajas de municiones.

Uno de los sospechosos, además, mantenía en su habitación una pistola Glock.

El resto de colaboradores se hospedaba en una casa del residencial Real Santamaría, en Heredia. Ese inmueble fue allanado ayer.

En la bodega de Heredia los investigadores encontraron el camión en el que sería transportado el primer envío de cocaína.

La droga que Tabares movilizaba en el microbús San Young (modelo 1997) iba tapada por varios colchones y cajas. En el momento de la captura, el sujeto se dirigía a la casa de Rohrmoser.

PUBLICIDAD

A la organización también le decomisaron un vehículo Volvo (modelo 2000), un Nissan Sentra B-14 y un camión Kia, así como un revólver calibre 38.

En contra de los sujetos la Fiscalía de Narcotráfico solicitó al Juzgado Penal de San José seis meses de prisión preventiva. El jefe del OIJ agregó que la investigación no está concluida y adelantó que otras personas podrían ser detenidas. “Aún falta trabajo”, dijo. Colaboró el corresponsal Francisco Angulo.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Red mantenía en bodegas 2,2 toneladas de cocaína

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota