Sucesos

Triple homicidio perpetrado en La Fortuna de San Carlos

Policía halla signos de tortura en cuerpos de hotelero y un hijo

Actualizado el 10 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Otro hijo de empresario apareció asesinado a balazos dentro de microbús

Autoridades descartan el robo o secuestro como motivos de crímenes

Sucesos

Policía halla signos de tortura en cuerpos de hotelero y un hijo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Fortuna (San Carlos). La Policía informó de que dos de los tres hombres asesinados ayer en esta localidad presentaban signos de tortura y fueron degollados.

Los hallazgos los hicieron en los cadáveres del empresario hotelero y en el de su hijo mayor.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), se trató de lesiones ocasionadas con un punzón y arma blanca y estaban en el abdomen, brazos, cara y espalda.

Los hombres asesinados eran Geovanny Soto Ruiz, de 52 años, y sus hijos Juan Mauricio y Enmanuel Soto Soto, de 29 y 20 años, respectivamente.

Soto Ruiz era el propietario de Mountain Paradise Hotel, ubicado en La Palma de La Fortuna, el cual fue remodelado en el 2007 y cuenta con 41 habitaciones.

La Policía judicial descartó como móvil de los crímenes el secuestro pues no hubo ninguna llamada exigiendo dinero a la familia del hotelero. Tampoco el motivo fue el robo.

Reinaldo González, subdirector regional de la Fuerza Pública en San Carlos, Alajuela, calificó como muy grave lo sucedido. “Se trató de un acto de ajusticiamiento, pero no me atrevo a hablar del móvil porque es un asunto que está en investigación”, afirmó el jefe policial.

Hechos. El abogado de la familia, Manuel Tuckler, dijo que todo comenzó cuando al menos tres sujetos jóvenes llegaron la noche del viernes a la casa de Geovanny Soto, en el centro de La Fortuna, y se lo llevaron junto con su hijo Enmanuel.

Luego fueron al Mountain Paradise Hotel, donde contactaron a Mauricio, quien, además, sacó un maletín, cuyo contenido se desconoce. Todo el grupo se marchó en un microbús y tres automóviles BMW. Desde ese momento no se les volvió a ver.

De acuerdo con la información policial, no fue hasta ayer a las 0:30 a. m. cuando unos vecinos alertaron sobre una balacera cerca de la catarata del río La Fortuna.

Cuando los oficiales de la Fuerza Pública llegaron al lugar, encontraron en una calle de lastre entre Zeta 13 y la catarata del río La Fortuna, a Enmanuel Soto, muerto con al menos cuatro balazos.

El cuerpo estaba dentro de un microbús dedicado al transporte de huéspedes del hotel.

PUBLICIDAD

Además, las autoridades hallaron abandonado a un kilómetro de distancia de ese sitio un automóvil BMW color claro. Coincidentemente, horas más tarde apareció en un parqueo de un hotel en La Fortuna otro BMW. Estos dos vehículos pertenecen a la familia Soto.

Mientras ayer, a las 6:30 a. m., un campesino encontró en un sendero enlodado cerca del puente sobre el río Arenal (en el viejo camino que une La Fortuna con Monterrey) los cuerpos de Geovanny Soto y su hijo Mauricio Soto. La Policía informó de que estos hombres tenían las manos amarradas hacia adelante y eran los que presentaban signos de tortura.

Las autoridades comunicaron que el cuerpo de Geovanny estaba a 10 metros del puente sobre el río Arenal, y Mauricio a 70 metros.

A lo largo del sendero, los agentes judiciales hallaron bastantes rastros de sangre.

La Policía no había localizado ayer el tercer BMW, que se presume pertenece a los homicidas y en el cual se cree que escaparon.

Geovanny Soto era muy conocido en la zona pues tenía 10 años de radicar en La Fortuna. Comenzó como gerente de un hotel y hace seis años dejó el cargo para asumir el Mountain Paradise Hotel. Colaboró: Gabriela Vargas L.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Policía halla signos de tortura en cuerpos de hotelero y un hijo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota