Sucesos

Autoridades advierten por riesgos de drogas, licor y sexo en fiestas

Policía toma medidas para dar golpe a barras libres de menores

Actualizado el 13 de noviembre de 2011 a las 12:00 am

Organizadores buscan colegiales en redes sociales para invitarlos a tomar

Operativo en bar de Pavas dejó 9 menores y 4 adultos detenidos en octubre

Sucesos

Policía toma medidas para dar golpe a barras libres de menores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La Policía detuvo cuatro adultos y nueve menores en un bar en Pavas el 16 de octubre en la madrugada. | MSP PARA LN.
ampliar
La Policía detuvo cuatro adultos y nueve menores en un bar en Pavas el 16 de octubre en la madrugada. | MSP PARA LN.

DJ, serán los encargados de dar vida a las notas musicales del reggae.

La invitación al evento está disponible en la red social Facebook. Más de 200 personas (algunos estudiantes de colegios) confirmaron su asistencia a la fiesta que terminará en la madrugada.

Actividades como esas, también llamadas intercolegiales, son el blanco del actual combate de la Policía, porque en ellas se provee de licor y drogas ilícitas sin restricción a menores de edad, previamente escogidos e invitados por los organizadores.

Así lo asegura el director del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), Carlos Alvarado, quien estima que el licor, a veces, va mezclado con sustancias químicas para inhibir la voluntad.

En los últimos meses, agentes antidrogas se han infiltrado en las barras libres para recopilar evidencia y realizar compras de droga con billetes marcados.

En aumento. El fenómeno de las barras libres intercolegiales ocurre desde hace siete años, y se ha intensificado en los últimos dos, explicó Giselle Amador, coordinadora de la maestría en Drogodependencia de la Universidad de Costa Rica.

Los lugares que se frecuentan van desde bares hasta sitios privados, sin control público de la Policía, como bodegas, quintas, viviendas amplias y con piscina.

El objetivo es atraer menores entre sétimo y undécimo grado, principalmente de colegios privados por su poder adquisitivo.

“Los asistentes pueden pagar entre ¢5.000 y ¢20.000 a cambio de consumir toda la cerveza que quieran; solo les dan un vaso desechable. Muchos menores, se intoxican con muy poca cantidad.

“Si se cobran ¢20.000 por tres cervezas, sobra mucho dinero. Es un negocio muy lucrativo. Los organizadores tienen ganancias hasta por ¢4 millones. Si la venta se hace en una finca, no pagan patentes ni impuestos”, afirmó Amador.

Carlos Alvarado manifestó que en algunas barras libres los menores son convocados a un lugar público para abordar un bus en el que serán trasladados.

Por lo general, los asistentes desconocen a qué sitio irán para evitar fugas de información. De camino, se ha detectado que consumen marihuana y licor en el bus.

“Eso es muy grave porque pone en peligro la vida de las personas menores de edad ya que pueden darse situaciones de exceso. Es prohibido tomar licor en un bus”, señaló la fiscala Mayra Campos.

Giselle Amador consideró que los ambientes que se generan en las barras libres son propicios para que ocurran violaciones, embarazos no deseados y transmisión de enfermedades sexuales.

La Policía advierte que hay grupos de narcotraficantes que reclutan a menores en las intercolegiales para que sean sus vendedores.

De acuerdo con datos del Departamento de Atención Integral del Patronato Nacional de la Infancia, solo en cuatro días se detectaron 103 menores consumiendo licor en bares de Santa Ana, tras ser invitados por medio de redes sociales. Sus padres fueron alertados.

Operativo en barra. El 16 de octubre la Policía detuvo a nueve menores y cuatro adultos durante un operativo interinstitucional realizado en un bar de Pavas donde se celebraba una barra libre, pasada la medianoche. En esa ocasión, había unas 200 personas en el establecimiento.

Ese evento inició el día anterior al operativo, y se llamó Mica Tour 2011. La entrada costó ¢6.000, e incluyó el ingreso a tres bares (en San Pedro, Pavas y Escazú), el transporte, un shot (trago de licor) en el autobús y el desayuno después del último bar.

En la acción, participaron agentes del ICD, Fiscalía Penal Juvenil, OIJ, PANI, Fuerza Pública, Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia y el Programa Regional Antidrogas, entre otros.

Mayra Campos, fiscala adjunta penal juvenil, reveló que tres menores son investigados por venta de drogas y seis por uso de documento falso (tenían cédulas y pasaportes modificados). Todos tenían entre 15 y 17 años; fueron llevados a un albergue hasta que sus padres los recogieron.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Policía toma medidas para dar golpe a barras libres de menores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota