Sucesos

Teme salir del hospital de Pérez Zeledón

Mujer apuñalada, horrorizada por liberación de su agresor

Actualizado el 27 de noviembre de 2008 a las 12:00 am

 Su excompañero sentimental la golpeaba y trató de matarla por celos

 Afirma que solicitará ayuda de las autoridades para proteger su vida

Sucesos

Mujer apuñalada, horrorizada por liberación de su agresor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                   Ana Ruth Campos Esquivel está delicada pero fuera de peligro, según informes médicos.  | JUAN DIEGO JARA PARA LN
ampliar
Ana Ruth Campos Esquivel está delicada pero fuera de peligro, según informes médicos. | JUAN DIEGO JARA PARA LN

“Horrorizada”, así reaccionó Ana Ruth Campos Esquivel cuando se enteró que una jueza dejó en libertad al hombre que intentó asesinarla a puñaladas la noche del lunes anterior en Palmar Norte, cantón de Osa, Puntarenas.

La víctima sufrió 17 heridas en diversas partes del cuerpo y ayer continuaba internada en el hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, San José.

Las autoridades identificaron al agresor como Mynor Alcides Morales Morales, de 51 años, quien anteayer abandonó Palmar Norte como parte de las medidas cautelares dictadas por la jueza Rosa Castillo Cordero.

Ayer no fue posible conocer los argumentos que tomó en cuenta la funcionaria para liberar al agresor, a quien identificaron plenamente varios testigos.

Teme nuevo ataque. Campos, quien presenta lesiones en distintas partes de su cuerpo, dijo ayer estar decepcionada por la decisión judicial y teme que su expareja la ataque nuevamente.

“Yo soy un ser humano; no un animal a quien se pueda apuñalar de esta manera. Tal como lo hizo conmigo lo puede hacer con otra persona o volvérmelo a hacer a mí...”, exclamó muy nerviosa.

La mujer, madre de cuatro hijos; dos de ellos procreados con el agresor, anunció que buscará protección policial “o lo que sea” porque teme por su vida y la de su familia.

“Una persona así no debe andar suelta...”, añadió desde la cama que ocupa en el Escalante Pradilla.

De Morales, solo trascendió que se trasladó a la casa de allegados en un sitio no precisado de San Isidro de El General, en Pérez Zeledón.

Mientras tanto, la Fiscalía apeló el fallo judicial y solicitó un mínimo de tres meses de prisión preventiva contra el sospechoso.

Anoche, no fue posible conocer si el Tribunal de Osa resolvió o no dicha apelación ni su fallo.

Hombre muy violento. Campos y Morales convivieron en unión libre durante varios años, pero se distanciaron hace varios meses.

Incluso, según informes policiales, existían medidas de protección contra Morales quien no podía acercarse a la mujer.

Pese a ello, el hombre se las ingeniaba para llegar al inmueble o vigilar a Campos, lo cual aprovechó para atacarla con un puñal la noche del lunes anterior.

Según testigos, la mujer recibió múltiples heridas y, de no ser por varias personas, entre ellos colegiales que la auxiliaron, podría haber muerto.

Los vecinos enfrentaron a Morales y lograron que soltara a su excompañera quien, para entonces, tenía 17 estocadas, la mayoría en el pecho, los brazos y en la cabeza.

El agresor, a quien Campos recordó como una persona “agresiva, violenta”, fue golpeado por algunos lugareños antes de entregarlo a la Fuerza Pública local.

En el momento del intento de asesinato, la mujer era acompañada por su hija mayor, Wendy Dayana, de 15 años, quien forcejeó con el hombre mientras vecinos llegaban en su auxilio.

La madre rememoró que pensaba “ponerle pensión” a su excónyuge, situación que posiblemente irritó a Morales. Estaban separados y se veían muy poco.

“Decía que en cualquier momento me mataba y yo tenía que andar escondiendo los cuchillos de la casa. Si en esta no me mató, lo puede volver a intentar”, afirmó. Colaboró Freddy Parrales.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Mujer apuñalada, horrorizada por liberación de su agresor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota