Sucesos

Educadora se hizo cirugía para aumentar glúteos

Muerte de educadora pone en evidencia la falta de control en clínicas estéticas

Actualizado el 11 de abril de 2013 a las 12:00 am

Víctima estuvo en hospital 76 días con infección grave en glúteo, muslo y rodilla

Fiscalía investiga caso por estimar que se trata de una ‘muerte sospechosa’

Sucesos

Muerte de educadora pone en evidencia la falta de control en clínicas estéticas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Maidury Granados Madrigal falleció el martes luego de 76 días de estar hospitalizada debido a una infección grave en su glúteo, muslo y rodilla izquierda desencadenada tras una cirugía estética.

Las complicaciones comenzaron después de que Granados se sometió a una cirugía para agrandar sus glúteos. La operación fue realizada por una persona que no es profesional en cirugía plástica y en una clínica sin las condiciones mínimas para estos procedimientos.

“La paciente dijo que se le extrajo grasa del abdomen ; pero ella era delgada, no entiendo cómo lograron una proyección de aumento de glúteos si no se le podía quitar mucha grasa; seguro se le inyectó alguna otra sustancia”, afirmó ayer Eliécer Jiménez, jefe de Cirugía del Hospital San Juan de Dios, quien atendió el caso.

Para Jiménez, la falta de control en el funcionamiento de esas clínicas es la culpable de la muerte de Granados.

“¿Dónde está el Ministerio de Salud? ¿El Colegio de Médicos? Se cierran clínicas que abren diez días después. ¿Tiene que seguirse muriendo la gente?”, dijo Jiménez.

Ante la queja, el Ministerio de Salud informó de que, en la actualidad, solo tiene dos inspectores por cada área de salud (en promedio) para verificar las condiciones en que operan estos consultorios.

“El caso en cuestión no ha sido denunciado, pero desde que se hizo la denuncia de la exmodelo por otro procedimiento en sus glúteos, estamos inspeccionando todos los consultorios. El problema se da cuando un permiso se gira para una cosa y se hacen procedimientos que no están indicados”, dijo Allan Varela, asesor de la Dirección General de Salud, del Ministerio de Salud.

Antecedente. Granados, de 33 años, era educadora de enseñanza especial en Buenos Aires de Puntarenas. Ella se sometió a la operación en una clínica privada en Rohrmoser, Pavas, cuyo nombre no fue dado a conocer por las autoridades.

El procedimiento estético se lo practicaron el 9 de enero e ingresó al Hospital San Juan de Dios con problemas serios de salud el 23 de ese mes.

“El día que llegó se le extrajo litro y medio de pus del glúteo izquierdo. La infección se extendió al muslo y la rodilla. Todos los días iba a sala de operaciones; hubo semanas en las que iba dos veces al día al quirófano”, comentó Jiménez.

PUBLICIDAD

“Se le mandaron a traer antibióticos especiales al extranjero, pero con un daño así es poco lo que estos pueden hacer; por eso, tenía que drenarse y hacerse transfusiones todos los días”, añadió.

El lunes pasado, los médicos tuvieron que amputarle a Granados una pierna para intentar salvar su vida, pero la operación resultó infructuosa.

Según los médicos, Maidury estaba infectada con la bacteria Pseudomonas aeruginosa , que le causó una septicemia (infección generalizada) y un shock séptico; murió al fallar varios órganos vitales.

Denuncia. Al trascender el fallecimiento de la educadora, el Ministerio Público abrió una investigación de oficio.

La oficina de prensa de la Fiscalía, informó: “ante el fallecimiento de la señora Granados, el Hospital San Juan de Dios alertó a la Policía Judicial sobre una muerte sospechosa para que se realizara el levantamiento del cuerpo, que se tramita por una aparente mal praxis médica”.

El caso lo asumió la Fiscalía de Pavas (por el lugar donde se realizó el procedimiento médico a la fallecida) y se tramita bajo el expediente 13-739-042-PE.

Paralelamente, el periodista Fabián Meza, vocero del bufete Jurisis, informó de que la familia de la educadora los contactó para una posible demanda. Ayer, se tenía prevista una reunión, que se tuvo que postergar debido a la muerte de Granados Madrigal.

Marino Ramírez, presidente del Colegio de Médicos, pidió a la población prudencia al realizarse estos procedimientos médicos.

“Mucha gente busca ahorrarse dinero cuando lo más valioso que tienen es su vida. La gente debe informarse”, dijo Ramírez.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Muerte de educadora pone en evidencia la falta de control en clínicas estéticas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota