Sucesos

Menor de cuatro años que llegó al Hospital de Niños con varilla incrustada se recupera

Actualizado el 03 de diciembre de 2015 a las 08:43 pm

Fue operado de emergencia y se determinó que no presenta lesiones graves

Objeto pasó cerca de arterias como la carótida y la yugular

Sucesos

Menor de cuatro años que llegó al Hospital de Niños con varilla incrustada se recupera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El menor de cuatro años que ingresó la noche del miércoles al Hospital de Niños con un rayo de bicicleta en la base de su cuello fue operado de emergencia a su ingreso al centro médico y se recupera de manera satisfactoria.

El acompañamiento médico en la ambulancia que lo trasladó y la rápida cirugía en el Hospital de Niños rindieron buen resultado y el menor está estable.
ampliar
El acompañamiento médico en la ambulancia que lo trasladó y la rápida cirugía en el Hospital de Niños rindieron buen resultado y el menor está estable. (Carlos Láscarez)

Así lo confirmó la tarde de este jueves la directora de ese centro médico, Olga Arguedas, quien indicó que la varilla penetró solo las estructuras musculares del cuello sin tocar las arterias principales.

Acotó que la varilla pasó cerca de la carótida y la yugular derecha, pero dichosamente no las tocó.

Luego de la cirugía, el menor de apellido Jaime pasó al salón general de recuperación, donde se encuentra estable y posiblemente la próxima semana le den la salida.

Arguedas indicó que los niños menores de siete años no tienen una distinción clara de lo que es la fantasía y la realidad, por lo que los adultos deben estar muy atentos a sus juegos, ya que pueden provocar a otros lesiones severas.

En este caso el menor jugaba con un hermano de siete años en el sector de Banderas, 5 kilómetros al noroeste de El Concho de Pocosol, San Carlos. En un momento determinado el niño de siete años -de manera accidental- le incrustó la varilla en la base del cuello, cerca de la clavícula derecha.

La atención médica que le brindaron en el Ebáis y la rápida movilización de los cruzrojistas que lo trasladaron con escolta en gran parte del trayecto entre San Carlos y el Hopistal de Niños, permitió atender a tiempo al niño y que hoy se encuentre a salvo.

El menor pudo ver la iluminación del árbol de ciprés que hace más de 50 años se ilumina para alegrar a los niños internados y a cientos de personas que llegan a las afueras de ese centro médico para adentrarse en el espíritu de la Navidad que está próxima.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Menor de cuatro años que llegó al Hospital de Niños con varilla incrustada se recupera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota