Sucesos

Alegan que quedaron embarazadas, pese a operación

Madres reclaman a CCSS falla en cirugías para evitar hijos

Actualizado el 18 de enero de 2013 a las 12:00 am

Procedimientos fueron realizados en el Hospital Adolfo Carit Eva

Una madre ya presentó demanda; otra lo haría en los próximos días

Sucesos

Madres reclaman a CCSS falla en cirugías para evitar hijos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En su cuarto embarazo, Vanessa Barrientos Salazar decidió que ese sería su último hijo. Las dos gestaciones anteriores habían sido complicadas y su cuerpo ya no respondía bien.

“Empecé a tener partos prematuros y le faltaba elasticidad a mi cuerpo, no podía sostener la pancita”, recordó la mujer, quien hoy tiene 36 años de edad.

Por eso, en el 2006, mientras en su vientre se formaba su cuarto descendiente, ella y su esposo acordaron solicitar a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) una salpingectomía.

Ese procedimiento consiste en una cirugía de esterilización, en la que se ligan o cortan las trompas de Falopio para evitar que un óvulo fecundado llegue al útero.

“En la clínica (de la comunidad en la que vivía) me dieron una charla, me recalcaron que era definitivo, que no iba a volver a tener hijos y que lo pensara bien”, dijo ayer la madre, de Ciudad Colón.

El 9 de mayo de ese año –un día después de dar a luz a su bebé–, le practicaron la operación en el Hospital de las Mujeres Adolfo Carit Eva, en San José.

Durante los años siguientes, Barrientos tuvo sangrados, problemas hormonales y ataques de pánico, según contó.

Pero la mayor de sus preocupaciones surgió el año pasado, cuando se dio cuenta de que, pese a la esterilización, estaba embarazada nuevamente.

“Fui al laboratorio, yo no lo podía creer. Yo decía que no podía ser posible”, narró la mujer.

El 14 de octubre del 2012 nació su quinta bebé, Brenda Vanessa Calderón Barrientos.

“Lo único que me dijeron (en el hospital) es que era una más a la que le fallaba la operación”, dijo Barrientos, quien ayer presentó una demanda contra la Caja en el Tribunal Contencioso Administrativo, en la cual reclama el pago de ¢50 millones por mala praxis.

Contra su voluntad. La oficina de prensa de la CCSS comunicó que la entidad no puede referirse a casos que estén en procesos judiciales.

Asimismo, indicó que no existe un registro de cuántas salpingectomías han fallado.

El abogado de Barrientos, Javier Vargas, dijo que él representa a otras dos mujeres que también fueron operadas en el Hospital Adolfo Carit Eva.

PUBLICIDAD

Una de ellas es Sharon Pereira Reyes, quien a sus 27 años de edad es madre de cuatro niños. Ella es soltera, vive en Aserrí y trabaja en una panadería en San José.

En enero del 2010, tras tener a su tercer hijo, Pereira se sometió a la cirugía de esterilización. Sin embargo, el 5 de noviembre del año pasado, dio a luz a su cuarto bebé.

“Yo no creía que estaba embarazada. Me enloquecí, lloré, me agarró una depresión muy fuerte (...) Me habían dicho que el procedimiento era irreversible”, declaró Pereira.

Su hijo mayor tiene 12 años; ella alquila una vivienda y paga una niñera para que la ayude con el cuidado de sus hijos. En los próximos días iniciará un proceso judicial contra la CCSS, por lo que ella considera un error imperdonable.

“Son muy bonitos (los hijos), pero cuestan mucho. Yo ahora pienso que cómo voy a hacer económicamente”, dijo ayer.

Mínima posibilidad. Danilo Medina Angulo, médico especialista en ginecología de la CCSS, explicó que el método de esterilización tiene entre un 1% y un 2% de posibilidad de fallar.

De acuerdo con datos suministrados por la entidad, en el 2007 12.057 mujeres se sometieron al procedimiento.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Madres reclaman a CCSS falla en cirugías para evitar hijos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota