Sucesos

Anna Moscarelli habría girado 5 letras de cambio falsas por $6,4 millones

Juez ordena capturar a hotelera suiza ligada a supuesta estafa

Actualizado el 13 de junio de 2013 a las 12:00 am

Empresario tico alega engaño en la compra de acciones de firma hotelera

Orden de captura incluye a italiana y a un notario que tienen nexos con Moscarelli

Sucesos

Juez ordena capturar a hotelera suiza ligada a supuesta estafa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La empresaria suiza Anna Moscarelli es buscada por las autoridades para que enfrente una causa por estafa y falsificación de documentos contra el inversionista Mario Solano Jiménez.

El Juzgado Penal de San José ordenó su captura el 17 de mayo del 2012, e incluyó a Marinella Gandossi, italiana de 72 años buscada por la Interpol .

Según la Fiscalía, en el 2007, ellas dos y el notario Carlos Madrigal se confabularon para obtener dinero y lesionar el patrimonio de las sociedades Monteverde Expediciones y Hotelera San Francisco de Asís. Al parecer, se falsificaron cinco letras de cambio con las que intentan cobrar $6,4 millones.

Moscarelli fue dueña de Hotelera San Francisco y prometió vender en agosto del 2007 las acciones a Monteverde Expediciones, sociedad del tico Mario Solano, quien dijo que ella le aseguró que las entregaría libres de gravámenes.

Pese a que esas acciones eran garantía de un fideicomiso suscrito por Moscarelli, en el 2005, con Servicios Múltiples de Asesoría S. A. (Sermu), ella nunca informó a Solano que se encontraba morosa.

Ambos firmaron el contrato de compra-venta por $7 millones y otro de arrendamiento del complejo Nakuti Resort Hotel y Villas, en Liberia, Guanacaste, mientras se cancelaban las acciones. José Mora, contador de Solano, explicó que ellos giraron a Moscarelli $2,5 millones sin saber del engaño.

A finales del 2007, Solano supo que Moscarelli no cumplió el fideicomiso con el sacerdote Guillermo Godínez, entonces apoderado de Sermu. El cura ejecutó la garantía y pasó a ser el propietario de las acciones que Solano pretendía comprar. Mora dijo que pagaron $2,8 millones a Sermu para recuperarlas.

Cobro. En octubre de 2008, cuando las acciones estaban en poder de Solano, aparecieron las cuatro letras de cambio firmadas en junio del 2007 y, una, en febrero del 2008.

En la denuncia se dice que Moscarelli ya no era la apoderada de Hotelera San Francisco desde enero del 2008, pero el notario Madrigal certificó que sí lo era e inició el cobro judicial de los $6,4 millones.

A los dos meses, presentó un proceso de quiebra contra la sociedad por insuficiencia de bienes para pagar la deuda.

Juan Diego Castro, abogado de Solano, señaló que Madrigal sabía que estaba usando una certificación falsa, lo que indujo a error al juez que decretó la quiebra. Por su parte, Alberto Fernández, abogado de Solano en lo civil, dijo: “Esto es una simulación de deuda de Moscarelli y Gandossi, y esta última pone la cara para cobrar”.

PUBLICIDAD

Además, aseguró que como el proceso de quiebra sigue supeditado a la vía penal, el complejo Nakuti Resort sigue paralizado y su deterioro es notable.

José Miguel Villalobos, abogado de Gandossi y Madrigal, dijo que no existe una orden de captura judicial contra su clienta; añadió que ella está dispuesta a brindar su declaración desde Italia.

Para él, la denuncia pretende evitar el cobro en el proceso de quiebra.

“Nunca antes he visto que se alegue que las letras de cambio son falsas no por la firma, si no porque la obligación nunca se dio. El dinero se giró a través de cuentas bancarias”.

Por otro lado, negó que las certificaciones de Madrigal tuviesen datos falsos.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Juez ordena capturar a hotelera suiza ligada a supuesta estafa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota