Tribunal de San José le impuso 52 años de prisión

Homicida de policía escupe e insulta al recibir pena máxima

Sujeto fue hallado culpable de asaltar y matar a oficial y de cometer tres robos

Otros dos imputados se convirtieron en testigos de la corona

Últimas noticias

Escupió, se levantó de la silla, pidió a gritos que lo sacaran de la sala de juicio, insultó a todos los presentes y también la memoria del policía del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) Fernando Calvo Monge, a quien asesinó.

Esa fue la reacción de Owen Roberto Steven Brown, de 27 años de edad, ayer, cuando el Tribunal Penal de San José lo condenó a 52 años de cárcel por el crimen del oficial Calvo y por cuatro robos agravados. La pena se adecua a 50 años de prisión, que es lo máximo permitido por la legislación costarricense.

Steven también fue obligado al pago de casi ¢160 millones por daño económico y moral a favor de la familia del fallecido y de las otras víctimas de robo. Además, a cancelar ¢19 millones por las costas a favor de la oficina de Defensa Civil de la Víctima.

Mientras las juezas Carmen Peraza Segura (presidenta), Rosa Acón Ng y Maribele Bustillos Piedra leían la sentencia, Steven vociferó improperios y se levantó.

Inmediatamente, los encargados de seguridad contuvieron al imputado y, tras la orden de las juezas, lo retiraron de la sala. Luego, concluyeron la lectura del fallo.

Detallada investigación. El crimen por el que se condenó a Steven ocurrió la noche del 18 de febrero del 2011, cuando el agente de la Sección de Cárceles del OIJ, de 29 años de edad, se encontraba en el parque de la urbanización Las Luisas, en barrio Córdoba de Zapote, San José. Él iba de regreso a su casa cuando fue asaltado; el oficial se resistió y le dispararon.

Ayer, las juezas del Tribunal recalcaron que la Policía Judicial realizó una excelente labor al resolver el caso. En su investigación, los agentes judiciales hallaron que, el día del crimen, Steven, junto con un menor de edad, había cometido otros tres asaltos.

Las evidencias de esos delitos los vincularon con el lugar y la hora en que fue asesinado Calvo.

Específicamente, el Tribunal le impuso a Steven 25 años por el homicidio calificado y siete años por el robo agravado contra el oficial del OIJ. El resto de la pena se fijó por los otros robos agravados.

El menor de 17 años de edad involucrado en este caso fue condenado a 12 años de prisión tras someterse a un proceso abreviado.

Mientras que otros dos imputados (un chofer y un comprador de artículos robados) se convirtieron en testigos de la corona.

Algunos familiares del fallecido se encontraban ayer en la sala, pero prefirieron no dar declaraciones.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Homicida de policía escupe e insulta al recibir pena máxima