Sucesos

Nave localizada en zona selvática

Helicóptero se accidentó en el cerro de la Muerte

Actualizado el 03 de mayo de 2009 a las 12:00 am

 Aparato se ve con pocos daños en un pequeño claro de muy difícil acceso

 Hasta anoche se desconocía la condición de los dos ocupantes

Sucesos

Helicóptero se accidentó en el cerro de la Muerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Villa Mills, Paraíso. El helicóptero matrícula TI-BBT que desapareció desde el viernes se accidentó en un sector selvático del cerro de la Muerte.

El aparato fue localizado ayer a las 7:52 a. m. por los pilotos Daniel Sandoval y Álex Ulloa cuando sobrevolaban la zona en una avioneta de la empresa privada Aerobell.

“El helicóptero está en una zona selvática de muy difícil acceso. Los árboles tienen más de 30 metros de alto”, relató Ulloa.

Pilotos que llegaron al lugar por aire, pero esta vez en helicópteros, dijeron que no se observan rastros de los dos ocupantes. Empero, resaltaron que la nave siniestrada parece bastante entera, no explotó ni tiene señales de haberse incendiado y quedó con las puertas abiertas.

Álvaro Vargas, jefe de Operaciones Aeronáuticas de Aviación Civil, así como la Cruz Roja Costarricense y el Ministerio de Seguridad Pública informaron de que hasta anoche se desconocía la condición en que se encuentran los ocupantes del helicóptero.

Las fuentes prefirieron no hacer pronósticos. Una patrulla tratará de llegar hasta el sitio.

La esperanza es que el piloto Édgar Arguedas Alfaro, de 36 años, y el acompañante, el fotógrafo German Trejos, de origen mexicano, estén con vida.

Antecedente. El helicóptero TI-BBT pertenece a la empresa Grecem MRJ y prestaba servicios al hotel White House, situado en Escazú, informó Aviación Civil.

El viernes el aparato despegó del aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas, a las 6:10 a. m., con destino a Quepos. Iban el piloto Arguedas y el fotógrafo Trejos.

Álvaro Vargas informó de que el piloto reportó que el vuelo tenía como propósito realizar un trabajo fotográfico en un lugar no especificado. Asimismo, el piloto dijo a la torre de control del Tobías Bolaños que luego volarían de Quepos hasta el cantón de Turrialba, donde recogerían a una muchacha y regresarían a Pavas.

La alerta de un accidente aéreo se dio a las 11:10 a. m. cuando se activó una señal que emite un aparato conocido como ELT, el cual llevan todas las aeronaves y se activa cuando se recibe un fuerte golpe.

Aunque desde el viernes se supo que la señal provenía del cerro de la Muerte, fue ayer en la mañana cuando la pudieron localizar.

PUBLICIDAD

Sin embargo, las condiciones del tiempo y lo quebrado del terreno impidieron ayer que alguna de las patrullas de la Cruz Roja y la Fuerza Pública pudiera llegar al sitio donde se encuentra la nave.

Frustrado. Una de las opciones que se manejó ayer fue la posibilidad de que un equipo de cuatro personas descendiera desde un helicóptero. Empero, la operación debió abortarse pocos minutos después pues había mucha neblina.

Anoche se esperaba que tres patrullas que viajan por tierra pues ingresaron a la montaña a las 5 a. m. llegaran hasta donde está el aparato. No obstante, a las 5 p. m. decidieron suspender la caminata pues la oscuridad no les permitía avanzar.

Esos grupos estaban en un sector conocido como Rancho de Lalo, a unos tres kilómetros de distancia en línea recta de donde está el helicóptero.

Asimismo, otro grupo se trasladó hasta el sector de hacienda Atirro, en Turrialba. En el rescate trabajan aproximadamente 100 personas.

Respecto a las posibles causas del percance, se citan en primera instancia el mal tiempo y alguna falla mecánica.

El piloto Arguedas estaba capacitado para realizar vuelos visuales y algunos compañeros lo calificaron como una persona de mucha experiencia y quien sabe volar en zonas peligrosas.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Helicóptero se accidentó en el cerro de la Muerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios

Últimas noticias

Ver más
Regresar a la nota