Sucesos

Guanacaste despierta entre la normalidad y el recuento de daños

Actualizado el 06 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

En la madrugada se presentó una de las réplicas más fuertes de 5,1 grados en la escala de Richter

Sucesos

Guanacaste despierta entre la normalidad y el recuento de daños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guanacaste. La cotidianidad guanacasteca se reactivó este jueves sin descuidar la búsqueda de daños y la forma de atenderlos tras el temblor de 7.6 grados de las 8:42 a. m. del miércoles.

En la madrugada se sintieron réplicas y con especial intensidad se produjo un movimiento importante a las 3:07 a. m, de 5. 1 grados en la escala de Richter.

Sin embargo, la dinámica comercial y laboral aparenta completa normalidad en el centro de Nicoya y Santa Cruz, aunque algunas personas ocupan sus primeras horas en el arreglo de pequeños efectos del temblor.

Vehículos de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) y de la Cruz Roja sí son novedad en las ciudades guanacastecas, donde está programado un recorrido de la presidenta, Laura Chinchilla, como parte de la evaluación de daños. La mandataria tenía previsto aterrizar a las 9 a. m. en Filadelfia.

Los servicios de electricidad y de agua están rehabilitados casi en su totalidad.

Sin embargo, algunas instituciones trabajan en corregir pequeñas averías en los sistemas, entre ellos, los trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que reacomodaban líneas a las 8 :30 a. m. en Santa Cruz.

En la provincia de Guanacaste y los distritos puntarenenses de Cóbano, Paquera y Lepanto, se suspendieron las lecciones hoy y mañana.

La inspección de daños se centrará en viviendas e infraestructura pública como vías y puentes. Chinchilla también tiene previsto visitar el hospital de Puntarenas, uno de los edificios más afectados por el sismo.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Guanacaste despierta entre la normalidad y el recuento de daños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota