Sucesos

Jueza de Escazú recibió amenazas un día después de que se dieran los disparos

Funcionaria judicial y hermano presos por balacera en Juzgado

Actualizado el 18 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Disputa por asuntos laborales provocaron las amenazas, según OIJ

Oficiales hallaron celulares y un arma de fuego en las casas de los sospechosos

Sucesos

Funcionaria judicial y hermano presos por balacera en Juzgado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una auxiliar judicial y su hermano fueron detenidos ayer como presuntos responsables de una balacera en las oficinas del Juzgado de Pensiones y Violencia Doméstica de Escazú, San José.

Según la investigación preliminar de las autoridades, los disparos fueron parte de las amenazas contra una jueza, quien labora en ese despacho.

La detenida, de apellido Aguero y de 29 años de edad, trabaja en esa misma oficina, en la Plataforma Integral de Servicios de Atención a la Víctima (Pisav).

La balacera contra el edificio ocurrió el pasado 10 de julio, a eso de las 11 p. m.

En ese momento, las autoridades indicaron que unos desconocidos pasaron disparando contra la edificación de cemento, ubicada a 200 metros del establecimiento Mundo del Pan.

Un día después de ese atentado, la ofendida recibió una llamada en la que le exigieron que dejara de laborar en ese despacho, según comunicó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Tras realizar investigaciones y seguimientos, los agentes judiciales detuvieron a la auxiliar y a su hermano como presuntos responsables de realizar esas amenazas.

La Policía los vinculó con los disparos del día anterior, aunque investiga si ellos los hicieron o si contrataron a otras personas.

Las aprehensiones se realizaron a eso de las 6 a. m., durante el allanamiento de dos viviendas ubicadas en Escazú, en las que residen los hermanos. Ambos fueron remitidos con un informe al Ministerio Público.

Ayer por la tarde, la oficina de prensa de esa entidad informó de que los sospechosos estaban siendo indagados.

Disputa. De acuerdo con el informe del OIJ, las amenazas contra la jueza fueron resultado de una disputa entre las mujeres.

Al parecer, ellas tenían constantes diferencias por asuntos laborales. No obstante, la entidad no reveló más detalles sobre los problemas entre las funcionarias.

En la pesquisa, los agentes determinaron que la auxiliar quería que la jueza dejara de trabajar en ese Juzgado. Por eso, la vincularon con la llamada telefónica que recibió la funcionaria.

Al parecer, el hermano de esta colaboró en hacer las amenazas.

Según la Policía, los disparos fueron una forma de amedrentar a la jueza. Sin embargo, en el momento en que se dio la balacera, no había nadie en las oficinas.

PUBLICIDAD

Ayer, en los allanamientos, los oficiales decomisaron varios celulares, tarjetas telefónicas y un arma de fuego. Los agentes trataban de saber a quién pertenecía el arma y si fue usada en la balacera.

Baja seguridad. La noche en que ocurrió la balacera contra el Juzgado escazuceño no había guarda de seguridad ni cámaras de vigilancia en el edificio.

Solo dos días antes, otros sujetos dispararon contra las instalaciones de los Tribunales de Justicia en San José; la Policía no encontró a los responsables.

Aproximadamente un mes antes, un extranjero acusado de violencia doméstica amenazó con un arma de fuego a un juez de Aserrí, quien trató de intervenir en una discusión.

Aunque ese ataque ocurrió dentro de las oficinas del Juzgado Contravencional de ese cantón, no había ningún oficial de seguridad.

Esos atentados han puesto en evidencia la falta de medidas de seguridad en decenas de despachos del Poder Judicial.

Las autoridades de esa institución alegan que falta presupuesto para invertir en seguridad.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Funcionaria judicial y hermano presos por balacera en Juzgado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota