Sucesos

Residencial El Roble, en Guachipelín

Falsos guardas asesinan de tres balazos a canadiense en Escazú

Actualizado el 17 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Sujetos amarraron a guarda privado y entraron a vivienda con armas de fuego

Policía sospecha que móvil del crimen fue el robo, pero pesquisa continúa

Sucesos

Falsos guardas asesinan de tres balazos a canadiense en Escazú

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dos hombres vestidos de oficiales de seguridad privada asesinaron a balazos a un canadiense ayer en la mañana en el residencial El Roble, en Guachipelín de Escazú, San José.

La víctima mortal fue identificada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como Brat Peering, de 42 años de edad.

Según el informe policial, a eso de las 9 a. m. Peering se encontraba en su vivienda con tres personas más, entre ellas una mujer.

En ese momento, dos falsos policías llegaron a bordo de un vehículo al residencial y amarraron y amordazaron al guarda de seguridad de la vivienda, para posteriormente ingresar al inmueble, donde amenazaron a los presentes con armas de fuego.

Mientras los sujetos amarraban a esas personas y registraban la vivienda, Peering escapó y corrió por una calle frente a su casa, pero uno de los sospechosos lo persiguió y le disparó.

Tres balas alcanzaron al canadiense, quien fue herido en la cabeza, por lo que quedó tendido en el jardín de otra vivienda.

Luego de que los sujetos huyeran del sitio, una de las personas que estaba amarrada de las manos logró soltarse.

Él y las otras dos personas subieron a un automóvil, marca Toyota Yaris, de color negro, y se alejaron.

El dueño de la vivienda donde quedó tirado el cadáver del extranjero, llamó a la Policía para alertar de lo ocurrido.

Algunos minutos después, las tres personas que habían huido en el Yaris regresaron para contar lo ocurrido a la Policía.

Estas personas no resultaron heridas y fueron entrevistadas por las autoridades, con el propósito de obtener más información sobre cómo sucedieron los hechos.

Sin móvil. Las razones de este crimen no estaban claras ayer, pero se considera que el móvil fue el robo.

Las autoridades señalaron que los sospechosos se llevaron del inmueble algunos artículos de hogar, pero no precisaron cuáles.

En el inmueble había tres vehículos: uno marca Audi TT, de color rojo, valorado en ¢17 millones; un Lotus Exige, con precio de ¢67 millones, y un Porsche.

Los agentes judiciales se presentaron al sitio para recolectar evidencias, realizar el levantamiento del cadáver y trasladarlo a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores (Heredia).

PUBLICIDAD

La víctima tenía ocho años de residir en nuestro país y era un comerciante.

Las investigaciones sobre este caso continúan para esclarecer las razones del homicidio.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Falsos guardas asesinan de tres balazos a canadiense en Escazú

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota