Sucesos

Extranjero ingresó al país como turista en el 2004

Exguerrillero que nadie quiere solicita refugio por cuarta vez

Actualizado el 07 de abril de 2013 a las 12:00 am

Hace 11 meses está libre después de que se le calificó como de ‘peligroso’

Migración indicó que hombre sigue buscando un tercer país que lo reciba

Sucesos

Exguerrillero que nadie quiere solicita refugio por cuarta vez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El exguerrillero colombiano Libardo Parra Vargas, a quien cinco países de América Central y del Sur rechazaron recibir, presentó por cuarta vez, ante la Dirección de Migración y Extranjería, una solicitud de refugio.

La gestión que fue denegada en primera instancia está en apelación ante el Tribunal Administrativo Migratorio, donde el expediente hace fila y posiblemente se resuelva dentro de dos meses.

En tanto, Parra, quien permaneció recluido en Máxima Seguridad de La Reforma, en Alajuela, pues se le calificó de alta peligrosidad, cumple 11 meses de estar libre y de vivir en Escazú, sin cometer ninguna infracción a la ley.

La abogada Gladys Rozo Quevedo, quien lo representó legalmente, hasta hace seis meses, dijo: “No sé exactamente donde está, pues no tengo contacto directo con él, pero sí puedo decirle que anda como un trabajador más de este país”.

La Nación intentó contactar a Parra, pero aunque se le enviaron mensajes con personas que lo conocen, no respondió.

Freddy Montero, director interino de Migración, manifestó que mientras el Tribunal resuelve, se continúa con la búsqueda de un tercer país que lo reciba. “Actualmente su condición es como solicitante de refugio”, dijo.

Antecedente. El nombre de Libardo Parra tomó relevancia cuando el 15 de marzo del 2006 se le detuvo en Escazú, pues existía una orden de captura internacional, ya que en Colombia se le había condenado en ausencia a 24 años de prisión por un delito de secuestro, ocurrido en 1995.

En Colombia se le atribuyó ser comandante del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M19).

El extranjero empezó a vivir en Costa Rica a mediados del 2004, cuando ingresó como turista, pero debido a que la visa se le venció cuando se le detuvo, estaba en condición ilegal.

También en ese momento, las autoridades le decomisaron $1,4 millones en efectivo (¢700 millones), por lo cual el Ministerio Público lo acusó del delito de legitimación de capitales y fue condenado en setiembre del 2007, en un proceso abreviado a seis años y ocho meses de prisión.

Aunque el Tribunal Penal de San Ramón, en Alajuela, ratificó la extradición a Colombia, debido a que esa nación que lo condenó en ausencia no pudo garantizar un nuevo juicio, el Tribunal, en enero del 2011, ordenó dejarlo libre.

PUBLICIDAD

Parra quedó en manos de Migración que intentó deportarlo a Colombia, pero la Sala Constitucional, frenó la medida. Fue en ese momento que las autoridades pidieron a Nicaragua, El Salvador, Ecuador y Venezuela que lo recibieran, pero ningún país lo aceptó.

Tras pasar 16 meses preso a la orden de Migración, el 25 de mayo del 2011, la la Sala IV ordenó ponerlo en libertad.

Cumple medidas. Freddy Montero manifestó que desde aquel momento Parra está cumpliendo con el requisito de presentarse a firmar cada ocho días.

“Le hicimos un análisis a todos sus movimientos y desde que salió de la cárcel, este señor se ha mantenido en el país. No registra salidas ni entradas”, dijo el funcionario.

La Cancillería, por su parte, informó de que en su momento, adelantó consultas con algunos países para explorar la posibilidad de que recibieran a Parra, que dichos esfuerzos no prosperaron y que ahora no se hacen gestiones.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Exguerrillero que nadie quiere solicita refugio por cuarta vez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota