Sucesos

Caso de La Fortuna

Encuentran cuchillo usado en triple crimen

Actualizado el 17 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Sucesos

Encuentran cuchillo usado en triple crimen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A la orilla de un río apareció ayer un cuchillo de sierra que al parecer se usó en el homicidio un hotelero y sus dos hijos mayores el 9 de febrero en La Fortuna de San Carlos.

En el operativo de extracción del arma participaron agentes del Organismo de Investigación Judicial, (OIJ), la Policía Turística, Bomberos y la Fuerza Pública.

El cuchillo es de puño negro y hoja de 13 centímetros.

El arma estaba enganchada entre la vegetación en el margen derecho del río Arenal, en La Palma de La Fortuna, a unos 130 metros del sitio en el que aparecieron degolladas las víctimas.

Los oficiales indicaron que el arma presentaba manchas de lo que parecía ser sangre.

La Policía consideró que los responsables de los crímenes intentaron que el agua del río arrastrase el arma, pero que esta quedó enredada entre los bejucos.

El primero en observar el cuchillo fue el policía Donald Castro. Luego, los oficiales utilizaron equipo de rescate vertical para bajar al río y sacar el arma.

Las víctimas de este caso fueron el propietario de Mountain Paradise Hotel, Geovanny Soto Ruiz, de 52 años, y sus hijos Juan Mauricio y Enmanuel Soto Soto, de 29 y 20 años, respectivamente.

Ellos aparecieron muertos cerca de la catarata del río La Fortuna, luego de que aparentemente tuvieran contacto con tres sujetos.

El jueves en la noche, el OIJ capturó a un sujeto de apellido Sandigo, de 27 años de edad, como uno de los sospechosos de colaborar en los crímenes. El hombre cumplirá seis meses de prisión preventiva.

Ayer, las autoridades judiciales continuaron las investigaciones pues esperan hallar un arma de fuego con la que fue asesinado uno de los hijos del empresario.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Encuentran cuchillo usado en triple crimen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota