Habría aceptado ¢300.000 de banda narco

Contador del IMAS cae por supuesto recibo de dádiva

Se presume que exoneró de cargas motel en el cual se cultivaba marihuana

Dueños tenían que cancelar más de ¢2 millones al IMAS por impuestos

Últimas noticias

Un contador del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) fue detenido ayer como sospechoso de recibir dádivas por exonerar de impuestos un motel en aparente desuso que pertenecía a una banda de narcotraficantes.

En esa propiedad, ubicada en La Garita de Alajuela, el grupo criminal tenía un laboratorio de marihuana hidropónica.

El aprehendido es un funcionario de apellido Brenes, de 36 años, quien labora en la unidad de Administración Tributaria del IMAS desde hace 10 años.

De acuerdo con las pesquisas de la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada, los dueños de la propiedad debían cancelar al IMAS un monto superior a los ¢2 millones por concepto de impuestos (establecidos con base en la Ley N.° 8343).

No obstante, el 20 de setiembre del 2011, Brenes emitió una resolución en la que “indicó que inspeccionó la propiedad y observó que  el motel que  operaba anteriormente en el sitio ya no brindaba el servicio de alojamiento”, según informó la Fiscalía a través de la oficina de prensa.

La investigación reveló que por hacer dicha gestión, el funcionario recibió ¢300.000 de un cubano con cédula de residencia, de apellido Rodríguez, quien aparentemente era el líder de la organización narco.

Brenes fue apresado ayer a eso de las 11 a. m. en la casa de una tía, en Santo Domingo de Heredia, pues, según comunicó el IMAS, el empleado se encontraba con una incapacidad por enfermedad.

Por la tarde, el hombre fue indagado en la Fiscalía de Alajuela. Posteriormente, el Ministerio Público solicitó como medidas cautelares que se le suspendiera del cargo, que firme una vez al mes y el impedimento para salir del país. El Juzgado Penal de Alajuela acogió esas medidas por tres meses.

Según comunicó el Ministerio Público, el delito que se le achaca a Brenes es el de cohecho propio.

De acuerdo con el Código Penal: “Será reprimido con prisión de dos a seis años y con inhabilitación para el ejercicio de cargos y empleos públicos de 10 a 15 años, el funcionario público que por sí o por persona interpuesta, recibiere una dádiva o cualquier otra ventaja o aceptare la promesa directa o indirecta de una retribución de esa naturaleza para hacer un acto contrario a sus deberes o para no hacer o para retardar un acto propio de sus funciones”.

La entidad recalcó que al funcionario no se le vincula con el tráfico de drogas.

Grupo criminal. La organización a la que pertenecía el laboratorio de marihuana fue desarticulada en mayo del año pasado.

En total, el operativo de la Policía de Control de Drogas (PCD) desmanteló tres laboratorios en los que se utilizaban tanques de dióxido de carbono, lo cual, mezclado con luz y calor, genera una atmósfera capaz de aumentar el tamaño de las plantas hasta en un 40%.

En ese momento, las autoridades detuvieron a nueve cubanos, dos costarricenses y un español; sin embargo, solo a 10 de ellos se les dictó prisión preventiva.

Mientras tanto, el supuesto líder del grupo de narcotraficantes huyó hacia Estados Unidos y no pudo ser capturado por las autoridades costarricenses.

En el operativo de detención se realizaron 14 allanamientos en Alajuela, Heredia, Barva, San Carlos y Escazú.

Ayer, la Fiscalía adelantó que solicitará la prórroga de las medidas cautelares el 17 de febrero.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Contador del IMAS cae por supuesto recibo de dádiva