Sucesos

Conferencia Episcopal invirtió $81 millones en Grupo Sama

Actualizado el 25 de junio de 2010 a las 12:00 am

Sucesos

Conferencia Episcopal invirtió $81 millones en Grupo Sama

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                Tras el allanamiento en sus instalaciones, en julio del 2008, Grupo Sama informó que no figura como imputado en la causa. Archivo GN.
ampliar
Tras el allanamiento en sus instalaciones, en julio del 2008, Grupo Sama informó que no figura como imputado en la causa. Archivo GN.

Un informe de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) –en poder del OIJ– señala que la Conferencia Episcopal invirtió $81,2 millones en el Grupo Sama Internacional, así como $43.900 en el Banco Uno (en la actualidad Banco City).

Según documentos en poder de este diario, la Iglesia Católica posee al menos el 24% del paquete accionario de Grupo Sama.

Aunque se intentó conversar con personeros de ese conglomerado sobre las inversiones, el director corporativo, Gerardo Matamoros, informó que, de acuerdo con el artículo 108 de la Ley Reguladora del Mercado de Valores, existen limitaciones para suministrar información sobre cuentas de sus clientes.

Por eso no confirmó la validez del dato. “Esta oficina (Delitos Económicos del OIJ) no tuvo los documentos que dan respaldo a las inversiones de la Conferencia Episcopal de Costa Rica”, explicaron los auditores en el informe enviado al fiscal Miguel Navarro.

El representante de la Fiscalía también solicitó al OIJ determinar si los estados financieros de la Conferencia “arrojan montos que no poseen respaldos en cuanto a captación”.

Los auditores respondieron que, de la evidencia secuestrada mediante los allanamientos, no fue posible verificar ese punto de la solicitud.

Danza de millones. La Fiscalía había pedido al OIJ identificar a los 30 mayores donantes (entre 1992 y diciembre del 2008 se registraron 3.428 donaciones por ¢11.712 millones), así como determinar el destino de esos aportes económicos.

Los investigadores del OIJ también concluyeron que no existen documentos que respalden el destino del dinero donado por empresas privadas a la Asociación para la Conservación de Templos Católicos. Como parte del estudio, el OIJ reunió los nombres de los mayores donantes entre el 2000 y el 2008.

Ese grupo de empresas privadas, entre estas una compañía guanacasteca que aportó ¢244 millones, entregaron a la Iglesia, entre enero del 2000 y marzo del 2008, ¢2.881 millones.

La Fundación para la Reconstrucción de la Catedral Metropolitana y otros templos reportaron, según el OIJ, inversiones a corto plazo en el Banco Nacional por ¢3.580 millones.

“Aún cuando en ese documento se indica que el saldo de las inversiones fue por el monto antes indicado, esta Sección no tuvo los documentos que la respaldan y por eso no puede garantizar que esa sea la realidad de sus inversiones”, apuntaron los auditores del OIJ.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Conferencia Episcopal invirtió $81 millones en Grupo Sama

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota