Sucesos

Víctima viajaba en un carro con su novia y cuñado

Adulto que repartía comida para indigentes muere al recibir balazo en barrio Cuba

Actualizado el 13 de mayo de 2016 a las 11:25 pm

Fallecido formaba parte de congregación cristiana, la cual, cada 15 días, reparte alimento entre personas en riesgo social

Sucesos

Adulto que repartía comida para indigentes muere al recibir balazo en barrio Cuba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La víctima fue llevada en un automóvil Toyota Corolla al hospital San Juan de Dios. Foto: Rafael Murillo (Rafael Murillo.)

Un hombre que repartía comida a indigentes fue asesinado de un balazo en su cabeza en un confuso hecho ocurrido a las 10:30 p. m. de este viernes en El Pochote en barrio Cuba, San José.

Se trata de Erick Francisco Newball Tobies, de 33 años, vecino de Tejarcillos de Alajuelita, San José.Tenía antecedentes por robo agravado e infracción a la ley de psicotrópicos.

Él pertenecía a la iglesia Visión de Dios Internacional, la cual, cada 15 días, envía a un grupo de personas a dar alimentos a personas en riesgo social.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que Newball viajaba en un vehículo liviano, marca Toyota, en compañía de dos personas más, quienes eran su cuñado y su novia.

Según el reporte, ellos andaban repartiendo comida en Sagrada Familia, pero como les había sobrado bastante alimento decidieron ir a distribuirlo en barrio Cuba.

Las versiones preliminares indican que, en la entrada a ese barrio, Newball se bajó del carro al ver a una indigente sentada en la calle. Le dirigió unas palabras, pero la mujer no recibió la comida.

La víctima se volvió a subir a la parte trasera del auto y, pocos metros después de avanzar, le dispararon.

Los otros ocupantes del carro dijeron a las autoridades que, cuando escucharon las detonaciones, pensaron que se trataba de disputa entre otras personas. Añadieron que se percataron de que el problema era con ellos cuando oyeron que el parabrisas trasero se reventó.

Al ver que Newball se desvaneció, se comunicaron con la Fuerza Pública, mientras tomaban rumbo hacia el Hospital San Juan de Dios, lugar donde falleció. Tanto la novia de la víctima como el cuñado resultaron ilesos.

Érick Calderón, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José, manifestó que recibieron la alerta. "En el Paseo Colón le solicitan ayuda a una radiopatrulla para que los escolte al centro médico. Una vez ahí determinan que está sin vida, por lo que ni siquiera ingresa a la sala de shock", explicó.

Después del hecho, trascendió que los agresores viajaban en motocicleta, pero la Policía Judicial comunicó que se desconoce cuántas personas participaron en el crimen ni cómo se desplazaban. También investigan cuál fue el móvil del asesinato.

PUBLICIDAD

¿Quién era? Newball participaba en esa iglesia desde hace tres años, cuando su mamá lo llevó para alejarlo de los vicios que tenía, según contó el pastor Albin Picado Steller.

Según Picado, el fallecido vivió gran parte de su vida en Limón, donde fue indigente y drogadicto.

"Yo antes tenía un programa de radio, que era cristiano. Una señora me llamaba y me decía que quería que yo lo ayudara a alejarse de esos vicios. Me dijo que un día me lo iba a traer y así fue. De la mano de Dios lo ayudamos a levantarse, porque había estado en mucha cosa que lo había hecho sufrir mucho", señaló.

Desde aquel momento, Newball participaba en un grupo que se llamaba La Patrulla Nocturna, que consiste en repartir comida y dar un mensaje positivo a personas en riesgo social. Cada 15 días, una decena de feligreses se reunían y cumplían con ese objetivo.

El recorrido que usualmente hacían era por el centro de Alajuelita y Sagrada Familia. Allí, entregan entre 150 y 200 platos de comida.

Como son tantas personas, normalmente viajan en buseta; sin embargo, este viernes, decidieron ir en carro porque eran solo tres adeptos, detalló le pastor.

Newball y sus acompañantes salieron a las 7 p. m., pero no tenían una hora definida para su regreso. "Ellos se devolvían hasta que hubiese entregado hasta el último plato", detalló Picado.

Agregó: "Erick siempre tenía la disposición de ayudar, de estar ahí para los demás. Era una persona maravillosa. Era un héroe de la fe".

Por eso, para Picado, los sujetos que le dispararon "se equivocaron de persona". "Nosotros creemos que se confundieron, ese ataque no pudo ir dirigido a Erick".

El cuerpo del joven será velado en la iglesia Visión de Dios Internacional, en Alajuelita, y después será enterrado en el cementerio de la zona.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Adulto que repartía comida para indigentes muere al recibir balazo en barrio Cuba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota