El hotel se caracteriza por su esfuerzos de sostenibilidad y apoyar a los productores de la zona de San Gerardo de Dota

Por: Gerardo González 3 marzo

Ubicado a tan solo dos horas de San José, el Trogón Lodge es un más que un hotel de montaña.

El hotel Trogón Lodge cuenta con su propio restaurante, deck para sol, jardines y áreas protegidas.
El hotel Trogón Lodge cuenta con su propio restaurante, deck para sol, jardines y áreas protegidas.

La magia verde propia de la zona de San Gerardo de Dota se combina con una propuesta gastronómica que privilegia los productos locales en sus platillos.

Es así como berros, moras, fresas uchuvas, quesos y, por supuesto, la trucha se encargan de darle un sabor singular a las recetas que puede degustar en su restaurante Quetzal.

De esta forma, también el hotel contribuye con los productores locales al adquirir sus cosechas.

También, las frutas exóticas de la zona -como la gurua o el tomate de palo- le dan un sabor único a su cocina, ya sea en postres o bebidas.

Una de las especialidades de la casa es el paté de trucha que podrá disfrutar en el bar al lado de la chimenea y con una copa de su vino favorito.

El hotel forma parte del Grupo Mawamba, que tiene otra propiedad en Tortuguero, y se trata de una empresa familiar que inició hace más de 30 años.

"El Trogón Lodge posee gran belleza natural y es un destino muy apetecido por los turistas nacionales gracias a su cercanía con San José", destaca Eugenia Jurado, gerente de Mercadeo de Grupo Mawamba.

Las frutas de la zona como la gurua y el tomate de palo le dan un sabor original a los platillos del restaurante del Trogón Lodge
Las frutas de la zona como la gurua y el tomate de palo le dan un sabor original a los platillos del restaurante del Trogón Lodge

Actividades. El hotel también cuenta con un variado menú de actividades para que su estancia sea más placentera.

Por ejemplo, está el senderismo con distintas opciones señaladas para que escoja el que más se ajusta a sus intereses,y disfrutar en armonía con la naturaleza dentro del área reservada que incluye una catarata.

Para los más aventureros está el canopy que se compone de ocho plataformas que le permitirán apreciar el verdor y el río Savegre desde la altura.

Sin duda, uno de los tours más buscados por los huéspedes es el avistamiento de aves, en la que el quetzal tiene un papel protagónico y durante el cual, los guías harán lo imposible para que pueda observar esta hermosa ave.

"San Gerardo de Dota es el mejor lugar de Centroamérica para ver quetzales porque los guías nos hemos esforzado en respetar su hábitat natural y, por eso, es más fácil observarlos", afirma el guía Greivin González.

Filosofía verde. Este espíritu ambientalista se siente a lo largo de todo el hotel. "Es una empresa sostenible y comprometida con el ambiente. El lugar cuenta con cinco hojas de sostenibilidad, la calificación máxima", destaca Jurado.

La propiedad es de 35 hectareas y solamente dos son de construcción, el resto corresponde a zonas de reserva protegida.

Una característica inusual es que no hay televisor en la habitaciones, porque la idea es que los huespédes se desconecten de la tecnología.

En total tiene 22 habitaciones estandard y una premium ideal para quienes van de luna de miel.

Dentro de sus próximos proyectos está la creación de un jacuzzi y un sauna para ofrecer una experiencia completa de turismo de bienestar.

Contacto

2293-8181 (San José) / 2740-1051 (San Gerardo de Dota)