William Paer es “Menstruation Man”, un superhéroe decidido a combatir los prejuicios que rodean al ciclo menstrual. Con un nuevo libro, celebra los procesos y cambios del cuerpo.

Por: Fernando Chaves Espinach 22 junio, 2014

Superman llegó a la Tierra a bordo de una nave espacial que se estrelló en Kansas. Menstruation Man, por su parte, arribó pedaleando en El Ciclo Menstrual por el centro de San José.

El viaje del héroe comienza en el segundo piso de la Librería Lehmann, donde presentó su nuevo libro, Un camino mucho mejor , en mayo. Alto, enfundado en rojo y abundante dorado, blande su escudo-toalla Menstruation Man.

El planeta del que proviene el superhéroe es el programa ¡Qué Rico! Actualmente, orbita en torno a canal 33, pero ha rebotado entre televisoras nacionales por 28 años, enseñando a los ticos los secretos de una vida saludable.

A fuerza de consejos y originalidad, Jill y William Paer se han convertido en dos de las figuras más queridas de la televisión nacional, una con cocina y el otro con psicología.

Menstruation Man es William Paer con una misión: lograr que la sociedad deje de valorar negativamente la menstruación. El 16 de mayo presentó un libro dedicado al tema en San José.
Menstruation Man es William Paer con una misión: lograr que la sociedad deje de valorar negativamente la menstruación. El 16 de mayo presentó un libro dedicado al tema en San José.

La inagotable Jill ajusta las botas de su padre y le recuerda que tienen que atraer al público a la charla. Saldrán a la avenida Central a llamar a los transeuntes a la presentación de un texto consagrado a celebrar la menstruación y eliminar los prejuicios en torno a este proceso natural.

El Ciclo Menstrual, flamante bicicleta roja, acompaña al superhéroe y sus seguidores al pleno centro de la capital, donde esparcen su invitación entre cantantes de chances, boleros y DVD piratas.

“¡Ay, un superhéroe! ¡Corra, tómese la foto!”, dice la abuela a su confundido nieto. Este es el método Paer: para que escuchen el mensaje, hay que hacerse notar, y lo logran una y otra vez. El niño se toma la foto y sostiene el escudo que tal vez, en algunos años, identificará como una gigantesca toalla sanitaria.

“¡ Selfie con Menstruation Man!”, grita alguien más. Las niñas suben a El Ciclo Menstrual y sus madres le preguntan a Jill de qué se trata todo. Los Paer convencen a una docena de personas a unirse a la charla. Con tanta alegría, ¿quién se resiste? Ese es el superpoder de los Paer.

Cambio total

“No es todos los días que nos visita un superhéroe. Menstruation Man ha venido – ¡por fin! – a corregir equivocaciones, maltratos y barbaridades que se han cometido contra la mujer desde tiempos prehistóricos”, anuncia Jill en la charla.

Un camino mucho mejor es el libro en el cual el Dr. Paer condensa sus reflexiones e investigaciones sobre los maltratos que se inflingen sobre la mujer.

El libro se vende en un paquete que incluye el texto, su versión en audiolibro –con 28 pistas, tantos días como abarca el ciclo menstrual– y un disco con sus reflexiones musicales, como La canción de la menstruación.

“Si existe algo en contra de una mujer, está en contra de todos”

Paer, ahora en su faceta de psicólogo de la Tierra, explica que, en su texto, critica los mitos que rodean a la menstruación y a todos los procesos corporales.

Según Paer, incontables prejuicios han hecho del ciclo menstrual un tabú y algo doloroso que debe mantenerse en secreto. Más bien, dice, es una prueba de la “majestuosidad femenina”.

El reto que lanzan los presentadores televisivos es urgente: debemos erradicar el menosprecio por la mujer ahora, porque las cosas van “muy mal”.

Para el autor, el problema es que el ciclo menstrual sigue siendo desconocido por la mayoría de hombres y mujeres. Paer aspira a que su libro contribuya a educar a ambos sobre su naturaleza. En julio, harán un gira para promover el libro en Heredia.

“Si existe algo en contra de una mujer, está en contra de todos”, sentencia Menstruation Man. Pedaleando con energía, el superhéroe procura derribar las barreras que impiden disfrutar de una vida más sana.