6 junio, 2012

Moscú (AP). Dos cachorros de tigre siberiano abandonados en Rusia por su madre han encontrado una inusual madre adoptiva: una perra de raza Shar Pei llamada Cleopatra.

Los tigrecillos nacieron a fines de mayo en un zoológico del balneario de Oktyabrsky, en la ciudad portuaria de Sochi, junto al Mar Negro.

La directora adjunta del zoológico Viktoria Kudlayeva dijo el miércoles que la perra limpia y alimenta a los cachorros como si fueran suyos.

Los cachorros -llamados Clyopa, por su madre adoptiva, y Plyusha - reciben además biberones de leche de cabra.

Menos de 400 tigres siberianos de Ussuri, Amur o Manchuria sobreviven en las regiones más inaccesibles del extremo oriente de Rusia.

Etiquetado como: