Kennedy ha sido el último gobernante estadounidense en morir asesinado.

 18 noviembre, 2013

En la historia de Estados Unidos, ocho mandatarios han muerto en su cargo. De ellos, cuatro fueron asesinados.

A continuación, un listado de los presidentes que fallecieron mientras ejercian su labor como la máxima autoridad estadounidense.

William Henry Harrison

Fue el presidente electo en los comicios de 1840. Murió durante su primer año de gestión, a causa de neumonía y pleuritis.

Zachary Taylor

Fue electo en 1848 y murió un año y medio después de asumir la presidencia. Una gastroenteritis aguda fue la causa de su muerte.

Abraham Lincoln

Lincoln murió durante su segundo gobierno. Las primeras votaciones que lo eligieron presidente fueron en 1860 y su reelección se dio en 1864. Murió asesinado por John Wilkes Booth.

James A. Garfield

Fue electo presidente en 1880 y, poco después, fue asesinado por Charles Julius Guiteau, un hombre molesto porque Garfield no le concedió un empleo. Pereció unos días después del disparo, a causa de una infección interna.

William McKinley

Las elecciones de 1896 lo hicieron por primera vez presidente y su reelección se dio en 1900. Poco después de asumir el cargo por segunda vez, fue asesinado por Leon Frank Czolgosz, un anarquista que se oponía a su gobierno.

Warren G. Harding

Fue electo presidente en 1920 y murió durante su tercer año de gobierno, como consecuencia de una taquicardia.

Franklin D. Roosevelt

Ha sido el único presidente en ganar cuatro veces las elecciones de Estados Unidos. En el primer año de su último período, murió de una hemorragia cerebral.

John F. Kennedy

Ganó las elecciones en 1960 y murió asesinado por Lee Harvey Oswald en 1963.