Actor egipcio / 1932 – 10 de julio del 2015

Por: Jose David Guevara 5 diciembre, 2015
Omar Sharif, actor egipcio. Ilustración de Dominick Proestakis.
Omar Sharif, actor egipcio. Ilustración de Dominick Proestakis.

Esta nota no es un obituario, es un pésame dirigido a mi padre, a quien desde el 10 de julio pasado le debo mis condolencias: Mi tata, lamento la muerte del actor de cine que admiraste en la adolescencia gracias a su papel en la mítica película Doctor Zhivago: el egipcio Omar Sharif.

Sí, mi querido viejo, ese artista que rodó casi 100 películas llegó al The End de su vida a los 83 años, debido a un infarto, último cuadro de una enfermedad que apaga incluso a las estrellas, el alzhéimer.

Pero bueno, te conozco desde hace 54 años y sé que conservás siempre la imagen más positiva y afortunada de las personas.

El protagonista de Doctor Zhivago fue un mujeriego y un adicto al juego. Sobre todo,  fue un actor que hizo historia, una que él mismo no podía recordar debido al alzhéimer

Esta vez no será la excepción, de seguro evocás al Omar Sharif que protagonizó la película que dirigió David Lean en 1965, basada en la novela del escritor ruso Boris Pasternak.

Esa obra literaria fue publicada en 1957 y le valió el Nobel de Literatura a su autor un año más tarde; en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fue prohibida hasta 1988.

Cine sin miedos. Papá, uno de estos días deberíamos sentarnos a ver de nuevo Doctor Zhivago, no solo como nuestro homenaje póstumo a un actor que primero fue físico, matemático y empresario de la madera y la construcción, sino también para que la disfrutés sin los temores que te acompañaron la primera vez que la viste.

Me parece una barbaridad y una injusticia que te hayan metido en la cabeza, durante la infancia y adolescencia, que a Dios no le gusta el mundo de las películas y que por lo tanto su hijo Jesucristo está decidido a dejar en la tierra a quienes sorprenda en algún cine durante su segunda venida.

Mi tata, no me imagino a Dios —al menos la versión que me has enseñado siempre— censurando películas, mucho menos las tres principales de este actor cuyo nombre real era Michel Demitri Chalhoub: Doctor Zhivago, Lawrence de Arabia (1962) y Funny Girl (1968).

Tampoco veo a Dios sentado a la mesa, bebiendo café, leyendo el periódico y despotricando molesto al informarse sobre los premios que cosechó quien debutó en el cine a la edad de 22 años: tres Globos de Oro, un César de la Academia de Cine Francés y la Copa Volpi al mejor actor en el Festival de Venecia.

Dandi incorregibles. Viejo, si de algo sirve de consuelo te cuento que la actriz Julie Christie —coprotagonista de Sharif en Doctor Zhivago— aún vive. Tiene tres domicilios: una propiedad en la localidad de Adsubia, Alicante, Londres del Este y su granja de Montgomery, Alabama.

De seguro la recordás en el papel de Larissa "Lara" Antipova, amante de Yuri Andréyevich Zhivago, en esa película que tiene como marco histórico el agitado período que incluyó la primera Guerra Mundial, la revolución rusa de 1917 y la guerra civil rusa.

Sharif debe haberse sentido a gusto con esa bella mujer. A lo largo de su carrera cinematográfica se distinguió como un galán, dandi incorregible y mujeriego. En años recientes confesó, en una entrevista periodística, tener dos novias de 35 años, una en el Cairo y otra en París.

¿Y se casó alguna vez? Sí, en 1955 con la actriz egipcia Faten Hamama, de quien se divorció en 1974. Ella falleció el 17 de enero anterior, pero su exesposo ni siquiera se enteró debido al avanzado estado del mal de Alzhéimer.

Este hombre que decía vivir entre hoteles y restaurantes, fue también adicto a los casinos. Era un empedernido jugador de bridge, juego en el que llegó a perder $1 millón en una sola noche.

No solo eso. En agosto del 2003 estuvo un mes en prisión y fue obligado a pagar una multa jugosa por haber agredido a un policía en un casino francés.

Sí, el mal humor fue uno de sus fieles compañeros. Lo mismo podemos decir de su amor por los idiomas; hablaba fluido el inglés, árabe, español, griego y francés.

Su dominio del inglés influyó en su elección para interpretar el papel de príncipe Alí en Lawrence de Arabia.

En resumen, más que un actor fue un ser humano quien murió el 10 de julio pasado. Lo siento aún más, papá.

Etiquetado como: