9 septiembre, 2012

Lo bueno:

"Lo positivo es poder acompañar a dos personas que uno conoce y aprecia que deciden establecer un compromiso público de tener un destino común. Quienes somos casados sabemos que es una aventura maravillosa...”

Lo malo:

"A veces, las ceremonias tienden a ser más largas de lo normal; sobre todo las que son en la mañana, que resultan muy pesadas si se alargan. Pueden terminar siendo una maratónica de resistencia.’’

Próximo domingo: Lo bueno y lo malo de... tomar mucho café