18 noviembre, 2012

‘‘Yo viví en uno. Destaco la seguridad y la privacidad; se vive tranquilamente. Además, hay un área social con ranchos y con piscina que se puede usar”.

“Son muy quisquillosos con el volumen del sonido, hay problemas con el parqueo para los visitantes y existen límites de horarios para actividades sociales".