El Deportivo Saprissa, sin duda, se adelantó a su época y, en 1959 programó una gira de 21 partidos por destinos ‘exóticos’

Por: Juan Diego Villarreal 27 noviembre, 2016

Sin duda, la gira del Deportivo Saprissa fue la noticia deportiva de 1959. La Nación en sus páginas resaltó la expedición del conjunto morado que viajó el 29 de marzo rumbo al Viejo Mundo para demostrar el buen fútbol de la escuadra costarricense.

Los saprissistas, al mando del entrenador español Eduardo Viso Abella, partieron hacia Curazao, Aruba, Venezuela, Austria, Israel, Indonesia, Hong Kong, China, Australia y Nueva Zelandia, destinos entonces exóticos para un club nacional.

La Nación (11 de junio, 1959). El Deportivo Saprissa fue sorprendido por un recibimiento multitudinario en el aeropuerto de La Sabana. La Nación cubrió el acontecimientos con 10 fotografías en cuatro páginas de la sección deportiva.
La Nación (11 de junio, 1959). El Deportivo Saprissa fue sorprendido por un recibimiento multitudinario en el aeropuerto de La Sabana. La Nación cubrió el acontecimientos con 10 fotografías en cuatro páginas de la sección deportiva.

Ante las limitaciones de la época La Nación informó a sus lectores gracias a la colaboración del alemán Fritz A. Leer, quien fungió como corresponsal, al viajar con el equipo y mediante escuetos telegramas que transmitían los resultados de los partidos y detalles del juego.

En aquella época, Jorge Pastor Durán, encargado deportes de este diario, relató hábilmente los compromisos del cuadro morado, gracias a los detalles de Fritz A. Leer; además, se apoyó en las agencias internacionales UPI y la AFP, que en contadas ocasiones enviaron información de los partidos del cuadro tico.

La Nación (16 de abril, 1969). Con telegramas como este, el corresponsal Fritz A. Leer informó los resultados de la S.
La Nación (16 de abril, 1969). Con telegramas como este, el corresponsal Fritz A. Leer informó los resultados de la S.

Con titulares a dos columnas Pastor Durán contó las hazañas del Saprissa. Solo una fotografía de su paso por Venezuela, una caricatura, así como fotografías de archivo ilustraron el andar de los morados por el mundo.

Apoteósico

Después de su andanza de 70 días y tras suspender partidos en Los Ángeles, Estados Unidos y México, por el cansancio del plantel, Saprissa retornó al país el 10 de mayo de 1959, tras 21 partidos, de los cuales ganó 13, empató uno, perdió siete, anotó 66 goles y recibió 46.

El recibimiento fue apoteósico, según la descripción de Pastor Durán. El 11 de mayo, La Nación le dedicó su portada y cuatro páginas interiores.

La Nación (4 de junio, 2000) Esta caricatura ilustró uno de las notas publicadas durante la gira.
La Nación (4 de junio, 2000) Esta caricatura ilustró uno de las notas publicadas durante la gira.
Etiquetado como: