Además, de cara al Día de la Madre, la edición incluye un ensayo sobre el amor materno y un reportaje sobre la vida sin hijos.

 12 agosto, 2016
Protestantes levantan sus manos en una vigilia tras la muerte de Michael Brown.
Protestantes levantan sus manos en una vigilia tras la muerte de Michael Brown.

San José (Redacción)

Este domingo 14 de agosto, la Revista Dominical presentará un informe acerca de la creciente tensión policial que se vive en Estados Unidos.

Dos años después de la muerte de Michael Brown, y un cuarto de siglo después de la golpiza a Rodney King, la fuerza policial estadounidense sigue sumida en el escrutinio público por su abuso de autoridad.

En lugar de disminuir, la percepción del público es que la brutalidad de la policía ha aumentado, pero la información dura y precisa sigue siendo insuficiente para dibujar muchas conclusiones.

El periodista Alessandro Solís explica el sabor que le dejó consumir la información existente para realizar el informe:

Todas las semanas vemos en las noticias internacionales un nuevo encuentro agresivo entre policía y ciudadanía, y la mayoría de las veces involcura a un afroamericano sin armas que es muerto por uno o varios oficiales.

Así ha sido durante los últimos dos años, desde que la muerte injusta de Michael Brown, en Ferguson, provocó protestas en todo el país. En ese entonces, la información del FBI sobre la brutalidad y el sesgo policial era casi inexistente.

Ahora, gracias a medios de comunicación como The Guardian y The Washington Post, podemos hacernos una idea de lo que sucede entre la policía y las minorías, y su uso de la fuerza injustificado.

Recuerdo ver un video de una persona en Londres que sacó un machete en media calle y amenazó a los peatones. Durante media hora, los policías intentan resolver la situación sin usar la fuerza, y eventualmente lo logran, en claro constraste con la forma en la que vemos a la policía estadounidense resolver este tipo de situaciones.

La cantidad de videos de la policía golpeando y disparando a civiles que han salido en los últimos años es alarmante, pero los números existentes son un poco más complicados como para concluir de inmediato que la policía es racista.

¿Cómo es la vida de un policía estadounidense? ¿A cuántas personas matan en comparación con otros países? ¿Cómo son las historias de quienes han muerto en manos de la policía?

Todo esto, con muchos números y datos preliminares, se suman en este informe que intenta resumir un problema que no acabará pronto, y del cual también hemos visto ejemplos en Europa, Medio Oriente, América Latina y, en menor grado, Costa Rica.

La verdad casi nunca está de un solo lado, por lo que tanto los policías como los ciudadanos tienen puntos válidos en esta conversación. La fe es que, eventualmente, puedan mitigar tanta agresión en las calles de la nación más poderosa (y una de las más violentas) del mundo.

—Alessandro Solís

* * *

No vayan a creer que en Dominical nos olvidamos de las madres en su día: en esta edición, nuestro periodista Danny Brenes entrega un ensayo personal sobre el amor materno, la literatura y el heavy metal.

Además, la periodista Natalia Díaz aborda un tema poco comentado: la vida de los matrimonios y personas que deciden no tener hijos, en un ejercicio que demuestra los cambios de prioridades de muchos adultos que no siguieron los pasos de sus antecesores.

Más información relevante se incluye en las 24 páginas de la revista, además de nuestras usuales secciones como la columna Tinta fresca, la Nota curiosa y nuestro usual combo de informaciones interesantes.

Este 14 de agosto, una edición gorda de La Nación lo espera con nuestras revistas especiales Dominical y Teleguía. ¡Que no le cuenten!

Etiquetado como: