Un extraordinario vocero respaldado por una gran estrategia de comunicación resuena en la prensa.

 16 marzo, 2014

El papa Francisco ha irrumpido en la prensa como un bólido. Entre sus “medallas” mediáticas están haber sido nombrado personaje del año en la revista Time y ocupar la portada de Rolling Stone , dedicada habitualemente a estrellas de la música.

El asesor de comunicación del Vaticano, Greg Burke, promovió la cuenta de Twitter del papa Benedicto XVI, la cual es usada ahora por Francisco. | AFP
El asesor de comunicación del Vaticano, Greg Burke, promovió la cuenta de Twitter del papa Benedicto XVI, la cual es usada ahora por Francisco. | AFP

El vocero de la diócesis de Alajuela, Sixto Varela, opina que no hay estrategia detrás de la resonancia mediática del Papa. Para el sacerdote, la autenticidad es su mejor carta.

No obstante, variosmediosinternacionales le han reconocido buena parte de este éxito a Greg Burke, quien es el Asesor Superior de Comunicaciones de la Secretaría de Estado del Vaticano. Él es miembro del Opus Dei y asumió su cargo tras haber trabajado para la revista Time y para la cadena estadounidense Fox News.

Fue el consejo de Burke el que metió al Vaticano en la era de la información, con la creación de la cuenta @Pontifex en Twitter.

“Sé lo que los periodistas buscan y lo que necesitan, y sé cómo se mueven las cosas en los medios”, ha dicho el asesor. Sin embargo, también ha sido cuidadoso en darle todo el crédito al Papa en cuanto al éxito de su gestión en la prensa: “Nosotros le pasamos la pelota a Francisco, y Francisco mete los goles”.

Burke dice que al principio estaba preocupado porque el cardenal Jorge Mario Bergoglio no había dado muchas entrevistas, lo cual, en la perspectiva de un periodista, era un desastre. Sin embargo, también dice que al ver el resultado del desempeño del Papa ante los medios, él mismo no pudo haberlo planeado mejor.

La buena vinculación de Francisco con la prensa parece ser una relación mutualista, según reportó esta semana The Wall Street Journal .

El Centro Televisivo Vaticano ha aumentado sus ingresos en un 40% por medios que solicitan las grabaciones del Papa. En Italia, se han creado varias publicaciones sobre el Pontífice e incluso Rolling Stone reportó que su número dedicado a Francisco se vendió por encima del promedio.