Por: Priscilla Gómez 21 mayo
Nadie diría que la isla es visitada sólo cada 5 o 10 años por científicos.
Nadie diría que la isla es visitada sólo cada 5 o 10 años por científicos.

La Isla Henderson se encuentra a unos 5.000 km de la costa de Chile. Es uno de los lugares más remotos del planeta.

A pesar de dicha condición, esta isla –según reveló un nuevo estudio– acumula la mayor densidad de basura antropogénica del mundo y el 99,8% de los residuos encontrados allí son plásticos.

La mayor parte de la basura, aproximadamente un 68%, ni siquiera es visible, ya que al menos 4.500 trozos por m2 están enterrados a 10 cm bajo la superficie.

“Muchos de los ítems en la Isla Henderson eran lo que equivocadamente se llaman productos descartables o de un solo un solo uso”, le dijo a la BBC Jennifer Lavers, una de las autoras del estudio.

Además de objetos vinculados con la pesca, se encontraron –entre otros– cepillos de dientes, encendedores, cuchillas de afeitar y sombreros de plástico duro de distintos colores.

“Los cangrejos terrestres están viviendo dentro de tapas de botellas, en contenedores y botes de cosméticos”, comentó Lavers.

Hasta fue posible encontrar uno de estos animales viviendo incluso dentro de la cabeza rota de una muñeca.

“Este plástico es viejo, frágil, afilado y tóxico”, agregó la investigadora. Gran parte de la basura proviene de barcos de América del Sur, pero también de muchas otras partes de mundo.

“Nadie se salva. Hemos encontrado botellas de Alemania, contenedores de Canadá y creo que una caja de pesca de Nueva Zelanda”, comentó Lavers.

En parte se debe que la isla, que alberga 10 especies endémicas de plantas y cuatro de aves terrestres, está ubicada muy cerca del centro. No obstante, más allá de su ubicación geográfica, el problema de fondo es la presencia de grandes cantidades de residuos plásticos en los océanos del planeta. Según los autores del estudio, tanto los gobiernos como cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de evitar que continúe la contaminación de los mares y océanos.

Y como demuestra el estudio en la Isla Henderson —además de investigaciones recientes, como la que halló niveles alarmantes de contaminación en las fosas Marianas, uno de los lugares más profundos del planeta– detener la contaminación es un problema que debe resolverse con urgencia.

Etiquetado como: