Por: Priscilla Gómez 14 octubre

“Esto no representaba la diversidad de la belleza real que es la pasión de Dove y el núcleo de nuestras creencias, y no debería haber ocurrido”.

Así fue como la empresa de cuidado personal Dove se disculpó después de que uno de sus anuncios saliera en televisión el viernes 6.

Dove retiró el anuncio el domingo y publicó una disculpa en Twitter.
Dove retiró el anuncio el domingo y publicó una disculpa en Twitter.

La publicidad fue un GIF que la compañía ya borró, en donde se veía una mujer negra quitarse una camiseta café, para convertirse en otra mujer, una blanca, pelirroja y con una prenda más clara.

En una tercera fotografía, esta mujer blanca se convierte –a su vez– en una joven hispana.

“Pedimos disculpas profunda y sinceramente por la ofensa que ha causado y no aceptamos ninguna actividad o imagen que insulte a la audiencia”, añadieron.

El ofensivo anuncio que escandalizó a las redes era sobre un producto para la ducha que se publicó en la página de Facebook de la marca.

Ese mismo viernes, Naomi Blake, una empresaria de belleza de 29 años que dirige una popular cuenta de Instagram, dijo que se puso en contacto con Dove través de su Facebook para expresar sus preocupaciones sobre el anuncio, esto de acuerdo con la BBC .

Sin embargo, Blake dijo que recibió solamente una respuesta genérica.

Según datos de El País , la queja de la maquilladora ha recibido 1,3 millones de comentarios, más de 3.700 reacciones y ha sido 10.180 veces compartida.

Otros usuarios se han mostrado igual de indignados que Blake, y han coincidido en que, al poner a la mujer negra primero, parece representar “lo sucio”, que queda “limpio y blanco” tras usar el jabón.

Pero no todos mantienen la misma opinión.

“No hay nada de malo en el comercial. Todo parece ser racista hoy en día. No analicemos las cosas más de lo necesario”, ha sido la respuesta de una de las usuarias.

Desafortunadamente, esta no es la primera vez que sucede polémica con la publicidad de Dove.

En 2011, un anuncio de una línea de jabón para la ducha fue acusado de racismo por alinear a tres mujeres del tono de piel más claro a más oscuro. Aparecieron debajo de las palabras “antes” y “después”, que indicaban cómo mejoraba la piel en unas fotos en la parte de atrás.

Etiquetado como: