La crisis de corrupción en Guatemala derivó en un hecho inédito: el mandatario Otto Pérez fue obligado a renunciar, igual que su vicepresidenta, Roxana Baldetti, lo que dejó el gobierno en manos del ultraderechista Alejandro Maldonado.

 6 septiembre, 2015
Alejandro Baltazar Maldonado Aguirre se convirtió en el presidente número 49 de Guatemala. | FOTO:AP
Alejandro Baltazar Maldonado Aguirre se convirtió en el presidente número 49 de Guatemala. | FOTO:AP

El 14 de enero del 2012, Otto Pérez Molina asumió la presidencia de Guatemala. Ese día le prometió a su país en un grandioso discurso que comenzaría una era de paz y progreso.

43 semanas después, Molina huye de su mandato y deja a Guatemala –según las encuestas–, con un 88% de rechazo, lo que lo convierte en el presidente más repudiado de la historia democrática.

* * *

El punto de quiebre se dio el 21 de agosto de este año, cuando la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), acusó a Molina de asociación ilícita, cohecho pasivo (soborno) y de liderar una mafia de corrupción aduanera llamada La Línea.

El representante de la CICIG, Iván Velázquez, aseguró que en las más de 80.000 llamadas telefónicas que interceptaron en el marco de la investigación, y en los más de 5.000 mensajes de correo electrónico revisados, encontraron referencias a: “el uno” y “la dos”, que corresponden a la participación de Pérez Molina y de su exvicepresidenta, Roxana Baldetti, quien se encuentra en una cárcel de presas comunes por estas acusaciones.

Una vez que estos documentos se compartieron con el pueblo guatemalteco, la furia y la frustración se hicieron escuchar en protestas y bloques en más de 20 pueblos del país y en su capital.

Por Facebook, el hashtag #RenunciaYa , convocó a más de 10.000 personas a la calle.

Según el profesor de la Universidad de York de Canadá y autor de un análisis sobre #RenunciaYa , Marco Fonseca, desde los años 80 no se había visto una movilización de tal magnitud.

La masa activada y el activismo online dieron pie a una decisión histórica el martes 1°. Con el voto de 132 diputados, de los 105 necesarios, Molina quedó sin inmunidad.

Esta decisión lo llevó a entregar su carta de renuncia la madrugada de ese martes; dejando a cargo su actual vicepresidente, Alejandro Maldonado, un abogado, político y diplomático de 79 años que había tenido que asumir la vicepresidencia tras el apresamiento de la titular. Impensablemente, semanas después le correspondió escalar una grada, al puesto más importante del país.

¿Opción única?

La historia política de Maldonado comienza en medio de la polarización durante la guerra fría (1947-1991), en donde se era de derecha o izquierda; sin grises.

Maldonado tomó el camino de la extrema derecha y desde ese entonces, ha sido Ministro de Educación , representante de Guatemala ante la ONU, y magistrado titular de la Corte de Constitucionalidad (2015). Pero su popularidad se da por ser una pieza clave para solucionar las crisis de los principales grupos de derecha: evitar la extradición de Ríos Montt y anular la sentencia del juicio por genocidio.

* * *

Al cierre de esta edición, se espera que este domingo 6 un total de 7,5 millones de guatemaltecos voten para elegir un presidente y vicepresidente, además de 158 diputados del Congreso para el periodo 2016-2020.

Mientras tanto, Guatemala tendrá como gobernante –hasta el 14 de enero del 2016–, a un simpatizante de Efraín Ríos Montt, el expresidente guatemalteco acusado por la Fiscalía de Derechos Humanos de ese país por genocidio, delitos contra la humanidad, y tortura y crímenes de guerra por las matanzas de indígenas entre 1982 y 1983.