Los mandatarios de Estados Unidos que han visitado Costa Rica han tenido contacto cercano con los ticos

Por: Pablo Fonseca 30 julio

Los códigos nucleares que pueden detonar el apocalipsis han paseado no pocas veces por las calles de Costa Rica.

El famoso maletín que los custodia ha acompañado discretamente en sus viajes al país al presidente de Estados Unidos de turno.

En La Nación ha quedado el registro de cómo la cercanía de nuestro país con la potencia norteamericana –física, comercial, cultural e ideológica– ha facilitado la llegada de estos huéspedes excepcionales.

Tras la famosa visita de John F. Kennedy en 1963 –la más atesorada en la memoria colectiva nacional y que, por lo tanto, ha merecido un artículo propio en este especial–, otros cuatro mandatarios norteamericanos han tocado el suelo tico desde que el primer número de La Nación se publicó en 1946.

El presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, jugando al tenis con su par argentino, Carlos Menem, durante su visita a Costa Rica en 1989.
El presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, jugando al tenis con su par argentino, Carlos Menem, durante su visita a Costa Rica en 1989.

Lyndon B. Johnson realizó una visita de solo unas horas al país en 1968.

Johnson y José Joaquín Trejos, presidente tico en el momento, llegaron al aeropuerto de El Coco (actual Juan Santamaría) la mañana del 8 de julio, procedentes de una reunión de presidentes centroamericanos en El Salvador.

Johnson, su hija Lucy y su esposa Lady Bird, “en un hermoso gesto de confraternidad, se mezclaron despreocupadamente con los miles de costarricenses que les rodeaban”, cuenta La Nación.

La hija de Johnson, incluso, bailó con el grupo folclórico que los recibió.

De nuevo en el contexto de una reunión centroamericana, Ronald Reagan estuvo en Costa Rica el 3 y 4 de diciembre de 1982.

Las crónicas dejan de resaltar la interacción con los ticos de a pie y se centran en las promesas para ayudar a levantar la economía tica.

Así informó
Así informó "La Nación" de la visita de Barack Obama a Costa Rica en el 2013.

En la primera reunión en Casa Presidencial, Luis Alberto Monge le dijo a Reagan que le hubiera gustado recibirlo en el Estadio Nacional. El norteamericano respondió que lo único que le preocupaba de eso es que al tirarse a la calle la gente podría ser arrollada por algún vehículo. “Es que somos muy indisciplinados”, le respondió Monge, contó La Nación.

El 28 de octubre de 1989, George H. W. Bush comenzó el día jugando al tenis con su par argentino, Carlos Menem, en el Club Cariari.

Bush vino a una cumbre regional cuya agenda incluyó la inauguración de la plaza de la Democracia.

“Pese al estricto aparato de seguridad alrededor de Bush, el mandatario norteamericano saludó al público sin ninguna protección. Su gesto fue correspondido con un estruendosa vocación”, detalló este diario.

Los dos últimos presidentes de Estados Unidos en ejercicio que han visitado Costa Rica han sido los demócratas Bill Clinton y Barack Obama.

Clinton estuvo aquí entre el 7 y el 9 de mayo de 1997. El hecho que más se recuerda es su visita al parque nacional Braulio Carrillo, donde escuchó el discurso del estudiante Joaquín Víquez.

Lucy Jonhson, la hija del presidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson, realizó en 1968 una breve visita a Costa Rica después de una reunión de mandatarios centroamericanos en El Salvador.
Lucy Jonhson, la hija del presidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson, realizó en 1968 una breve visita a Costa Rica después de una reunión de mandatarios centroamericanos en El Salvador. "La Nación" resalto que bailó con el grupo folclórico que los recibió en el aeropuerto.

“Muchos invitados y miembros del Gobierno tuvieron que dejar de lado el protocolo y recurrir a un elemento inusitado: la capa o el paraguas”, contó La Nación del 10 de mayo sobre aquel lluvioso día.

Mientras, la visita de Obama entre el 3 y el 4 de mayo del 2013 obligó a dar asueto en siete cantones y a cerrar temporalmente el aeropuerto Juan Santamaría.

Las calles de San José tuvieron muy poco tráfico y el paso peatonal estuvo restringido varias cuadras alrededor de los lugares que, como la Cancillería y la Antigua Aduana, Obama visitó.

Recibido por el físico Franklin Chang y un grupo de colegiales, Obama tuvo contacto también con escolares, empresarios y periodistas en su viaje al país.