Ofrece monólogos y un taller para mujeres

Por: Joanna Nelson Ulloa 14 noviembre

Hace cinco años, la actriz y locutora Raquel Hernández Castro decidió cambiar radicalmente su vida al terminar una relación sentimental poco sana, en la que sufrió violencia patrimonial y psicológica.

Ella creó un emprendimiento que consiste en un show llamado “Soy mujer y no me disculpo” en el que, de una manera cómica, narra sus vivencias y busca motivar a las mujeres a valorarse y redescubrirse.

Asimismo, ofrece un taller en el que las mujeres aprenden a conocer su cuerpo, voz y a reír otra vez.

Aunque en ese entonces esa situación la dejó “devastada a nivel emocional”, hoy usa esa mala experiencia para ayudar con su empresa a otras mujeres a salir de escenarios similares.

Raquel Hernández ofrecerá su monólogo ‘Soy Mujer y no me disculpo’ el 24 y 25 de este mes en el teatro La Fortina. En la fotografía, se puede ver a la actriz en el TEDx Llorente Women de este año, evento en el que contó sus experiencias. (TEDx Llorente Women para EF)
Raquel Hernández ofrecerá su monólogo ‘Soy Mujer y no me disculpo’ el 24 y 25 de este mes en el teatro La Fortina. En la fotografía, se puede ver a la actriz en el TEDx Llorente Women de este año, evento en el que contó sus experiencias. (TEDx Llorente Women para EF)

Metamorfosis

Hernández recuerda que luego de decidir romper su relación y de decir “no más”, hizo un análisis ‘FODA’ de sí misma.

De esta manera, pudo conocer sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

Quería entender por qué se quedó tantos años en una relación nociva.

Decidió reinventarse y primero se preguntó: “¿qué sé hacer?”, “¿qué quiero hacer?”, “¿qué me gusta hacer?”.

Ella pudo descubrir qué cosas le faltaban, dentro de ellas independencia económica, apropiarse de su cuerpo y el reír, “después de tanto llorar”.

Este año, la actriz ganó un concurso de dramaturgia inédita con su obra “Ausencias Artesanales y libres de gluten”, en la categoría de obra corta. El galardón lo otorgó el Teatro Popular Melico Salazar y la editorial Tinta en Serie. (Raquel Hernández para EF).
Este año, la actriz ganó un concurso de dramaturgia inédita con su obra “Ausencias Artesanales y libres de gluten”, en la categoría de obra corta. El galardón lo otorgó el Teatro Popular Melico Salazar y la editorial Tinta en Serie. (Raquel Hernández para EF).

Su emprendimiento: la comedia

Una de sus decisiones fue matricularse en un curso de stand up comedy, con el actor Marvin Murillo.

Este era un formato que le gustaba mucho y seguía a diferentes comediantes, pero no lo había explorado antes como medio de expresión.

A través del taller que llevó se dio cuenta de que podía hablar de las cosas que le habían pasado, desde la comedia.

“Yo dije: ‘voy a reírme de esto’. ¡Qué aburrido subirse a un escenario y contarlo y llorar!”, rememoró Raquel.

De este modo, esta se convirtió en su nueva empresa.

La emprendedora también es locutora comercial y tiene un programa en Radio Universidad. En él se aborda la importancia de la música en la construcción de la identidad nacional. Se llama “Quien canta, su mal espanta”. (Raquel hernández para EF).
La emprendedora también es locutora comercial y tiene un programa en Radio Universidad. En él se aborda la importancia de la música en la construcción de la identidad nacional. Se llama “Quien canta, su mal espanta”. (Raquel hernández para EF).

Su propósito sería respaldar a otras mujeres que sufrieron violencia o que la estaban viviendo, tanto en los hogares, como en sus trabajos y en el entorno social.

La actriz también estudió que muchas veces las voces de las mujeres son silenciadas y que eso incluso se refleja en el uso de un tono de voz “bajito”, que a veces denota represión.

Pero, eso ya no sucedería en su caso.

Era el momento de alzar la voz y la mejor manera de hacerlo sería frente a un escenario, que no era para nada ajeno a ella, dadas las diferentes obras teatrales en las que ha participado a lo largo de su carrera.

A su vez, analizó que por medio de la risa a las personas les pueden llegar de forma más fácil las ideas y generar cambios, por lo que no podía desaprovechar esa oportunidad.

Raquel se sumergió en las diferentes técnicas del stand up comedy y creó su propio guion.

Se debió enfrentar al temor al micrófono, así como hablar de algo que en el fondo le dolía.

Ella cataloga su discurso como feminista, entendido este término como propiciar la igualdad entre hombres y mujeres, no el odio, ni rencillas.

“Tanto hombres como mujeres somos víctimas de un machismo y un patriarcado atroz. Entonces, yo digo: ‘riámonos y hablemos de esto’”, manifestó.

En el taller Reencontrarte las mujeres conocen su cuerpo y se emplean técnicas de actuación. (Raquel Hernández para EF)
En el taller Reencontrarte las mujeres conocen su cuerpo y se emplean técnicas de actuación. (Raquel Hernández para EF)

Su experiencia como profesora de teatro y el haberse involucrado en proyectos que apoyan a mujeres con estatus de refugiadas, la motivó a establecer un taller denominado Reencontrarte.

En este se utilizan técnicas de actuación y las mujeres pueden conocer su cuerpo, su voz y a sí mismas.

Se trata de una forma de terapia, explicó la emprendedora, y está dirigido especialmente a las mujeres sobrevivientes de violencia.

Ella imparte el taller en empresas privadas, en instituciones públicas y lo ha ofrecido a mujeres líderes de comunidades.

Raquel aconsejó a las mujeres que desean emprender preguntarse qué es lo que realmente quieren, en qué son talentosas y aventurarse, tal como lo hizo ella.

Contacto de Raquel Hernández
8990-2919.