Michel Platini anunció que se aplicarán severas sanciones a los estadios donde se presente esta conducta.

 10 septiembre, 2013

Budapest

 Michel Platini habló hoy viernes en el congreso de la UEFA. / AFP
Michel Platini habló hoy viernes en el congreso de la UEFA. / AFP

Michel Platini, presidente de la UEFA, reiteró este martes en Budapest que la organización que dirige no tolerará el racismo en los estadios y que aplicará severas sanciones frente a este tipo de comportamiento.

“Debemos hacer todo para que no haya racismo en ni un solo partido de fútbol”, afirmó Platini ante la prensa en el edificio del Parlamento.

El presidente de la UEFA recordó que en el futuro se podrá sancionar con hasta 10 partidos sin jugar a los futbolistas o técnicos y que “hasta se podrán cerrar sectores enteros en los estadios”, donde se registren casos de racismo o xenofobia.

“Si estos casos se repiten, podríamos decidir el cierre definitivo de estadios”, aseguró Platini, que pidió a las federaciones nacionales que tengan en cuenta estas medidas.

Platini agregó que los ingresos que se obtengan de las multas se invertirán en la formación de los jóvenes y para fines caritativos.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, pidió a la Federación de Fútbol Húngara (MLSZ) que “haga todo los posible” para frenar el racismo en los estadios.

Por su parte, el presidente de la MLSZ, Sándor Csányi anunció que Hungría se postula como una de las sedes de la Eurocopa de 2020 y aseguró que el nuevo Estadio Puskas, que se construirá en los próximos años, sería “un lugar digno para celebrar una final”.

Etiquetado como: