13 julio, 2014

Brasilia. EFE El mediapunta holandés Wesley Sneijder vaticinó ayer que Alemania conquistará hoy la Copa del Mundo en el Estadio Maracaná, donde jugará la final frente a Argentina.

“Alemania va a ganar, pero una final es una final y hay que tener en cuenta que los argentinos están muy bien organizados en defensa. Así lo demostraron contra nosotros”, dijo Sneijder después del partido en que Holanda se hizo con el tercer puesto del Mundial a expensas del anfitrión Brasil, al que se impuso por 0-3.

El jugador del Galatasaray reiteró que, en su opinión, Holanda tuvo “un poco de mala suerte en la semifinal” que perdió frente a Argentina en los penales, pero se mostró satisfecho con el tercero.

“Merecimos lo mejor. Felicitaciones al equipo. Buscaron la victoria hasta el fin”, declaró el mediapunta, quien sintió un tirón muscular en el calentamiento previo al partido con Brasil y cedió su lugar en el equipo titular a Jonathan de Guzmán.

Sneijder no jugó por un tirón al calentar. Acá espera medalla. | AFP
Sneijder no jugó por un tirón al calentar. Acá espera medalla. | AFP

“Entramos con las ganas de terminar bien”, comentó.

Con el ingreso de De Guzmán y el portero Michel Vorm, al final del compromiso, la selección holandesa se convirtió en el primer combinado que utiliza 23 jugadores en una Copa del Mundo.

Vorm, de 30 años y guardameta del Swansea galés, fue el último en debutar con los naranja en Brasil. Sustituyó a Jasper Cillessen en el minuto 93, cuando la selección holandesa ya había asegurado el tercer puesto, con tres goles.

Holanda es el primer equipo que utiliza 23 jugadores desde que ese tope se implantó para la Copa del Mundo de Corea Japón 2002.

Solo otras tres selecciones han usado a todos anteriormente, en todos los casos con un límite de 22 futbolistas; Francia en Argentina 1978 y Grecia y Rusia en EE. UU. 1994.