La Celeste uruguaya será el primer rival de Costa Rica en la Copa el sábado que viene

Por: José Luis Rodríguez C. 10 junio, 2014

Cinco días antes de enfrentarse a Costa Rica en el primer partido de ambos países en el Campeonato Mundial de Brasil, la selección de Uruguay arribó anoche a Brasil.

Los charrúas llegaron al aeropuerto Tancredo Neves, en Confins, a 40 kilómetros de Belo Horizonte, vestidos con traje entero.

Dirigido por Washington Tabarez, Uruguay aterrizó incluyendo a su figura, Luis Suarez, quien sufrió una lesión de rodilla entrenando con Uruguay, de la cual fue operado el pasado jueves 22 de mayo.

Luis Suárez forma parte de la delegación de Uruguay, pero no es seguro que juegue ante Costa Rica este sábado. | AFP
Luis Suárez forma parte de la delegación de Uruguay, pero no es seguro que juegue ante Costa Rica este sábado. | AFP

Suárez, que fue uno de los últimos en bajar del avión, casi no habló, y junto al resto del grupo se subió al bus que estaba en la pista para ser trasladado de inmediato a Sete Lagoas, a 70 km del centro de la capital de Minas Gerais, donde se alojarán durante el Mundial.

“En el lobby del aeropuerto algunos simpatizantes se acercaron para saludar a la Celeste, como la uruguaya Beatriz Seco y su marido Tadeo, un brasileño que llevaba una bandera y bufanda celestes”, indica la agencia internacional de noticias AFP en una información.

Mientras que Uruguay debutará en el Grupo D del Mundial este sábado ante los costarricenses, Inglaterra se medirá con Italia.

De estos conjuntos se destaca que ayer Steven Gerrard, capitán de los ingleses, realizó un entrenamiento muy suave debido a que tiene un tirón ligero en la ingle.

Gerrard, de 34 años, ejecutó algunas carreras en la banda mientras el resto del grupo se sometía a una dura sesión en la base militar Urca, ubicada en Río de Janeiro.

El volante del Liverpool concluyó los ejercicios antes que sus compañeros. El equipo técnico indicó que se trataba de un problema menor que no amenaza su participación en el debut de Inglaterra.

Italia. Al tiempo que en la capital esperan a Gerrard, en Mangaratiba, donde se hospeda Italia, surgen cuestionamientos acerca de la titularidad de Mario Balotelli.

Ello tras la actuación de Ciro Immobile y Lorenzo Insigne, quienes consiguieron cinco goles en forma combinada durante el partido amistoso en que Italia derrotó al club brasileño Fluminense el domingo. Balotelli no ha enviado un solo balón a las redes con la selección italiana desde octubre.