Por: David Goldberg J. 3 julio, 2014

Santos, Brasil. Ayer, por segundo día consecutivo, el guardameta Keylor Navas entrenó separado del resto de sus compañeros de la Selección Nacional, en Santos.

El preparador físico Érick Sánchez explicó que el arquero sufre un dolor en uno de sus hombros; no obstante, le bajó el tono a las alarmas y dijo que simplemente se trata de un golpe que recibió ante Grecia, pero que no hay razón para creer que no esté ante Holanda.

“Es solo una precaución que estamos tomando. Si ameritase que no entrene toda la semana para que pueda jugar con normalidad, así se hará”, expuso el especialista.

Keylor Navas durante el partido ante Grecia el domingo. | EFE
Keylor Navas durante el partido ante Grecia el domingo. | EFE

Tanto el lunes como ayer, durante los 15 minutos de la práctica a los que tiene acceso la prensa, Navas simplemente trotó alrededor del campo. Después, según Sánchez, tampoco hizo mucho más.

La periodista de la Federación Costarricense de Fútbol, Gina Escobar, reiteró que la medida es meramente preventiva, pues con otro impacto en la práctica la situación sí podría complicarse un poco más.

Se intentó coordinar una entrevista con el doctor u ortodpedista del equipo para al menos conocer cuál hombro es el afectado; no obstante, dentro de la Tricolor nadie quiso especificar detalles para evitar que el rival sepa información.

Empero, en el encuentro ante los helénicos del domingo hubo una jugada en la que Navas tuvo que ser atendido por el cuerpo médico y se tomó su hombro derecho.

Por su parte, el jugador tampoco le dio importancia al tema, cuando habló con los medios el lunes.

Ese día manifestó que no tenía nada grave y que después de juegos tan intensos hacer trabajo aparte es una forma de recuperarse.