Por: Randall Corella V. 12 junio, 2014

El primer gol del juego inaugural de Brasil 2014 es una anotación en contra, una situación inédita en la historia de los mundiales.

El brasileño Marcelo entró a la historia, esta tarde, al anotar en propia puerta al minuto 10' del juego Brasil-Croacia, que se disputa en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

El lateral del Real Madrid desvió hacia su arco un centro del croata Ivica Olic para abrir el marcador a favor de los europeos.

A pesar de lo rápido que cayó la anotación, el de esta tarde no se trata del gol más tempranero en los juegos inaugurales. El honor sigue en manos del argentino Ernesto Belis, quien en Italia 34 anotó a los 4 minutos el primer gol del juego que perdieron ante Suecia 3-2.

El primer autogol en un juego inaugural se dio en Francia 98. Fue obra del escocés Tom Boyd. Sin embargo, no fue el primer gol del partido, pues a la postre le dio la victoria a Brasil 2-1, al minuto 73.

El de esta tarde es el primer autogol en que incurre Brasil en las 20 ediciones de la Copa del Mundo en las que ha participado.