13 julio, 2014

Río de Janeiro. EFE El número de turistas recibido por Brasil durante el Mundial de fútbol 2014 superó las mejores expectativas, incluso las del Gobierno, que esperaba 600.000 extranjeros en los 31 días de competición.

Aficionados argentinos celebran en Río de Janeiro. | EFE
Aficionados argentinos celebran en Río de Janeiro. | EFE

Tan solo en junio, cuando se disputó la fase de grupos del Mundial, Brasil recibió 692.000 visitantes extranjeros de 203 nacionalidades, según cifras de la Policía Federal divulgadas por portales especializados.

Las autoridades aún no contabilizaron el número de visitantes en julio, cuando se disputaron las fases eliminatorias del Mundial y en las que se produjo una inédita y masiva invasión de visitantes argentinos para presenciar la final ante Alemania.

El número de turistas extranjeros en junio de este año superó en un 132% el del mismo mes de 2013, cuando 298.156 visitantes foráneos ingresaron al país; también superó los 310.000 extranjeros que acudieron al Mundial de Sudáfrica en 2010.

Según los datos de la Policía Federal, de los visitantes de junio, 101.000 llegaron procedentes de Argentina, 83.000 de Estados Unidos, 44.000 de Chile, 41.000 de Colombia y 34.000 de México.

Entre los países sin tradición de turismo en Brasil y con cifras récord, destacó Ghana, de donde llegaron 2.320 visitantes, al menos 300 de los cuales han solicitado refugio en el país para poder quedarse a vivir y trabajar.

El Gobierno calculaba inicialmente que los 600.000 visitantes extranjeros recibidos durante el Mundial gastarían en el país unos 3.500 millones de dólares, prácticamente la cuarta parte de lo que el Gobierno central de Brasil gastó en la preparación del evento.