27 junio, 2014

Recife. AFP y AP Primero apareció Gerd, allá por inicios de la década de 1970, luego llegó Dieter sobre el final de ese mismo decenio y treinta años más tarde es turno de Thomas. El apellido Müller es sinónimo de gol en Alemania.

Thomas Müller volvió a decir presente ayer en el Arena Pernambuco de Recife para marcar el gol que le dio a Alemania la victoria contra Estados Unidos por 1-0 y el primer lugar del grupo G.

Además, este fue el cuarto gol de Müller en Brasil 2014, que alcanzó a Lionel Messi y Neymar al frente de la tabla de goleadores.

Thomas Müller se llena su boca de gol por su cuarto gol de la Copa, ayer ante Estados Unidos. Lo festeja con Miroslav Klose y Toni Kroos. | EFE
Thomas Müller se llena su boca de gol por su cuarto gol de la Copa, ayer ante Estados Unidos. Lo festeja con Miroslav Klose y Toni Kroos. | EFE

Ya había convertido un triplete en el debut germano, que goleó, entonces, a Portugal por 4-0, el pasado 16 de junio en el Salvador.

A este paso amenaza con pulverizar todos los récords en materia de goles en citas de la FIFA.

Con 24 años y dos Mundiales a cuestas, el ariete del Bayern Múnich llegó a nueve goles en la máxima cita del fútbol y se acerca peligrosamente al récord de 15 tantos que comparten su compatriota Klose y el brasileño Ronaldo.

“Los Mundiales no se me dan mal hasta ahora”, dijo entre risas tras su triplete ante los lusos.

Thomas perfectamente jugaría otros dos Mundiales; pero el mediapunta bávaro pide calma.

“Dispara cuando nadie se lo espera. Está siempre en el área y se mueve mucho, lo que hace muy difícil su marca”, manifestó el técnico de Alemania, Joachim Löw.

Según Löw, Thomas Müller “es un jugador poco ortodoxo, yo mismo como entrenador veces no tengo muy claro sus desplazamientos. Solo tiene una idea en la cabeza: marcar anotaciones”.

Alemania tiene al menos un duelo más en Brasil, el lunes por los octavos ante Argelia, aunque se espera que el equipo de Löw llegue hasta las fases finales del torneo. Sin un centro delantero clásico, Müller usualmente ejerce como la punta de lanza del ataque teutón, por lo que debe tener más oportunidades para aumentar su botín.

“Actualmente, es muy difícil que cualquier rival frene a Müller, porque es un jugador muy inteligente y siempre encuentra una forma de meterse al área”, dijo Löw. “Está en gran forma desde hace semanas, y da la impresión de que meter goles es muy fácil para él”.

Hasta ahora, Thomas Müller lo viene haciendo de maravillas.