Alejandro Sabella afirma que sus jugadores darán el máximo porque están frente al partido de sus vidas

 12 julio, 2014

Brasil

El seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella, se comprometió a una entrega total de sus dirigidos en la final de este domingo ante Alemania y remarcó que hay que hacer el partido perfecto en pos de conseguir la tercera corona para las vitrinas del futbol albiceleste.

"Vamos a darlo todo, como lo hemos hecho siempre, para que Argentina sea campeón otra vez. Los valores serán la humildad, el sacrificio, el trabajo, el dar antes que recibir y el perdonar antes que exigir. Los objetivos serán entregarlo todo por el compañero, por la camiseta argentina, por el fútbol".

Con respecto al equipo para este domingo, el estratega no despejó la incógnita sobre la inclusión de Ángel Di María y aclaró: "Hoy es un día fundamental para ver cómo ha evolucionado. Luego de la práctica, voy a tener un panorama mejor".

Con respecto a la frase del entrenador alemán Joachim Löw sobre la mayor organización de este equipo argentino con respecto al de hace cuatro años, Sabella sostuvo: "Yo no estuve hace cuatro años y Löw estuvo antes y estará ahora. Nuestro equipo es más conservador en la ocupación de los espacios y busca el triunfo por un camino diferente".

Alejandro Sabella encabeza a una Selección de Argentina que regresa a una final de Copa del Mundo después de 24 años.
Alejandro Sabella encabeza a una Selección de Argentina que regresa a una final de Copa del Mundo después de 24 años.

En la búsqueda de la fórmula para vencer a los germanos, el técnico enfatizó que sus dirigidos deben hacer un juego sin errores si quieren salir campeones del Maracaná.

"Hay que hacer el partido perfecto, hay que tener una gran concentración, hay que ocupar bien los espacios y no hay que arriesgar el balón en las zonas sensibles. Alemania, desde el carácter, siempre fue poderosísima y tiene un esquema de juego muy elaborado", agregó.

Por último, en el plano personal no le dio relevancia a su continuidad al frente de la selección albiceleste luego del Mundial.

"Es un tema irrelevante pensando en la importancia del partido de mañana. Desde el punto de vista profesional, puede que sea el más importante más allá de la final de la Copa Libertadores, también aquí en Brasil. No hablé ni con mi familia ni con nadie el tema de mi futuro", concluyó.