Diez jefes de Estado y un sinnúmero de personalidades se hicieron presentes

 14 julio, 2014

Río de Janeiro. AP. La estrella colombiana Shakira, el guitarrista mexicano Carlos Santana, la brasileña Ivete Sangalo y hasta una escuela de samba participaron el domingo en la ceremonia de clausura del Mundial de fútbol, poco antes de la gran final entre Argentina y Alemania en el estadio Maracaná.

Shakira hizo su tercera aparición consecutiva en una Copa del Mundo para interpretar junto al brasileño Carlinhos Brown el tema La la la ( Brazil 2014 ), uno de los himnos musicales de la competición. La colombiana puso a bailar a los miles de aficionados del Maracaná, como ya hiciera en Sudáfrica con el famoso Waka waka.

Al final de la actuación, Shakira subió al escenario, en el centro de la cancha, a su hijo Milán, nacido de la relación que mantiene con el futbolista español Gerard Piqué.

En el espectáculo, también intervino el rapero haitiano-estadounidense Wyclef y el brasileño Alexandre Pires, que interpretaron la canción Dar um Jeito ( Encontraremos un camino ) .

Salgado cantó varios temas populares de su país, acompañada por un grupo de percusión de la famosa escuela de samba carioca Académicos do Grande Rio.

En el palco de autoridades se pudo ver numerosos rostros famosos como la modelo brasileña Gisele Bundchen, acompañada por su pareja, el jugador de fútbol americano Tom Brady.

Al final del espectáculo, Shakira corrió a buscar a su hijo Milan, quien estaba con Gerard Piqué, su pareja y padre del niño. | AFP
Al final del espectáculo, Shakira corrió a buscar a su hijo Milan, quien estaba con Gerard Piqué, su pareja y padre del niño. | AFP

También asistieron a la final la modelo Adriana Lima y ex futbolistas como el italiano Fabio Cannavaro y el español Carles Puyol.

Autoridades. Asimismo, 10 jefes de Estado y de Gobierno acompañaron a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Alemania contó con la delegación al más alto nivel encabezada por la canciller, Angela Merkel, y el presidente, Joachim Gauck,

Antes de la final, Rousseff ofreció un almuerzo oficial a los jefes de Estado asistentes a la final en el palacio Guanabara, sede del Gobierno regional de Río de Janeiro.

El inglés David Beckham acudió con sus tres hijos, todos ellos vestidos con camisetas de Argentina con el número “10”, y el nombre de Messi a la espalda.

También el basquetbolista estadounidense LeBron James, además de actores como Ashton Kutcher, Daniel Craig, el tenor español Plácido Domingo y el cantante italiano Eros Ramazotti.