A los ojos de la FIFA, la disciplina táctica fue básica para cumplir la proeza en Brasil 2014

Por: Rodrigo Calvo C. 18 agosto, 2014
La Sele concentrada antes de ganar 1-0 a Italia, cuando se clasificó a la segunda fase, el 20 de junio en Recife. | AFP
La Sele concentrada antes de ganar 1-0 a Italia, cuando se clasificó a la segunda fase, el 20 de junio en Recife. | AFP

La Selección de Costa Rica, al mando del técnico colombiano Jorge Luis Pinto, fue ampliamente elogiada por los especialistas del Grupo Estudio Técnico de la FIFA.

En primer término, el organismo resaltó que el equipo que construyó y consolidó el estratega suramericano en casi tres años, siguió una línea futbolística a la que apelaron los países que llegaron más lejos en el Mundial de Brasil 2014.

En su reporte técnico y estadístico, publicado la semana pasada en Suiza, la FIFA concluyó que el éxito tico se basó en un “buen engranaje” entre líneas, en especial una zaga disciplinada que mostró orden y “estuvo bien organizada”.

Aunque los zagueros se mostraba rezagados, la Tricolor se distinguió por un despliegue por las bandas, por la derecha e izquierda.

Para la FIFA, la estable formación táctica de Pinto, de 5-4-1, se mostró impenetrable atrás por “la grandiosa actuación y las heroicas intervenciones” del guardameta Keylor Navas, labor que mantuvo a raya a la artillería de los rivales.

“La Copa Mundial fue testigo del surgimiento y el desarrollo de naciones como Costa Rica y Argelia, que se plantaron de la manera más firme y eficaz a las selecciones más establecidas”, evaluó el grupo de 13 técnicos elegidos por la FIFA.

Todo lo anterior requirió un plan de juego, una estructura táctica adecuada, conocer bien al adversario, preparar meticulosamente cada partido y tomar la decisión adecuada en cada sustitución, dijo la FIFA. Y Pinto fijó bien el guión.

Tendencia. Para el Grupo de Estudio Técnico, las selecciones que llegaron lejos, incluida Costa Rica, que se ubicó en el octavo puesto, apeló al contraataque como parte de su sistema, al impulsar una veloz transición de defensa a ataque.

Costa Rica se constituyó en una selección sorpresa y revelación de la Copa, al liderar el “Grupo de la Muerte”, con siete puntos, frente a excampeones del mundo y de América, tras derrotar 3-1 a Uruguay, 1-0 a Italia (“grandiosa actuación táctica”) e igualar 0-0 con Inglaterra.

En octavos de final, empató 1-1 con Grecia, incluso sufrió 55 minutos hasta los tiempos extras, al quedarse con 11 hombres por la expulsión de Óscar Duarte. Gracias a “nervios de acero”, el gran paso lo dio al ganar una emotiva lotería de penales, por 5-3, para acceder por primera vez a los cuartos de final.

La Tricolor puso una defensa sólida y supo contrarrestar el acoso letal de la Naranja Mecánica . Se llegó a los penales y ahí Holanda, con la táctica del cambio de portero, avanzó 4-3 a las semifinales.

“Costa Rica presentó un excelente espíritu de equipo, con jugadores incansables y muy voluntariosos”, resaltó FIFA sobre el plantel que hizo historia. Colaboraron Randall Corella y Gabriel Vagas