Los medios de comunicación aseguran que el juego de Azzurra ante Costa Rica no será ninguna broma, sino el juego más temible del grupo.

 20 junio, 2014

Roma

La selección italiana se entrenó hoy en el estadio Arena Pernambuco.
La selección italiana se entrenó hoy en el estadio Arena Pernambuco.

La selección de Italia afronta este viernes un partido decisivo contra Costa Rica para asegurar su plaza en los octavos de final del Mundial de Brasil tras la victoria ayer de Uruguay ante Inglaterra (2-1) en su segundo partido de la primera ronda.

Los medios locales destacan que se trata de un "partido decisivo" en el camino de Italia en el Mundial, por lo que está prohibido infravalorar al conjunto costarricense, al que elogia el diario deportivo La Gazzetta dello Sport como "un obstáculo más serio de cuanto sugiere su vigésimo octavo puesto FIFA".

Tanto ese rotativo como Il Corrierre della Sera hablan de ninguna broma para referirse al equipo centroamericano, si bien ese último apunta también la preocupación del seleccionador de Italia, Cesare Prandelli, quien se refiere al partido de hoy como "la más temible".

Tanto Italia como Costa Rica, empatadas a 3 puntos tras batir a Inglaterra (2-1) y Uruguay (3-1) respectivamente en su debut en Río de Janeiro, necesitan ganar el encuentro de esta noche para encabezar el grupo D.

En el caso de un empate con Costa Rica, Italia se jugaría a una carta su continuidad en el torneo en el siguiente partido contra Uruguay, tras el que se conocerán de cualquier modo los dos conjuntos nacionales que seguirán optando al título de campeón mundial.

De perder hoy, la Azzurra tendría que ganar a Uruguay el próximo martes para pasar a octavos junto a Costa Rica, que se las verá con una Inglaterra ya prácticamente eliminada de esta edición del Mundial.