La Sele jugará por primera vez en el estadio Arena Fonte Nova, en un compromiso que iniciará a las 2 p. m.

 29 junio, 2014

Redacción

El defensa costarricense Michael Umana (d) lucha un balón con el delantero griego De Georgios Samaras
El defensa costarricense Michael Umana (d) lucha un balón con el delantero griego De Georgios Samaras

La Selección de Costa Rica sigue escribiendo su historia en el Mundial de Brasil 2014 y el nuevo capítulo será el próximo sábado 5 de julio, en cuartos de final, ante Holanda.

Los tulipanes serán los rivales de la Sele en los cuartos de final —tras vencer a México 2-1— en un compromiso que se llevará a cabo en el estadio Arena Fonte Nova, en Salvador de Bahía, a las 2 p. m.

El estadio donde la Sele cumplirá su mejor hito histórico en el futbol mundial, al disputar por primera vez esta serie, fue derribado para dar paso a una estructura moderna para 51.900 espectadores.

El reducto deportivo albergó cuatro encuentros de la fase de grupos: España-Holanda, Alemania-Portugal, Suiza-Francia y Bosnia-Herzegovina-Irán, además será sede de uno de los partidos de octavos de final entre Bélgica y Estados Unidos, de este martes.

Esta será la primera vez en que Costa Rica y Holanda se vean las cara en un juego a nivel mayor.