El portero Claudio Bravo y al volante Marcelo Díaz no podrán jugar contra los alemanes

 4 marzo, 2014

Santiago de Chile

 El chileno Miiko Albornoz celebra el que le anotó a Costa Rica durante el juego amistoso de este miércoles en Coquimbo.
El chileno Miiko Albornoz celebra el que le anotó a Costa Rica durante el juego amistoso de este miércoles en Coquimbo.

La selección de Chile perdió por sendos desgarros musculares a su portero titular, Claudio Bravo y al volante Marcelo Díaz, piezas claves en el esquema del técnico Jorge Sampaoli, para el amistoso que disputará este miércoles en Stuttgart ante Alemania.

En tanto, el lateral Eugenio Mena permanecía este martes entre algodones y se ejercitó suavemente alrededor de la cancha en el entrenamiento matinal de la plantilla chilena.

El técnico Sampaoli dijo en una rueda de prensa ofrecida en Stuttgart que Mena, jugador del Santos brasileño, no está aún descartado.

Si no alcanza a recuperarse, su puesto será ocupado por Gonzalo Jara, aunque el sitio chileno Emol afirmó que Sampaoli convocaría de emergencia a Miiko Albornoz, del Malmo sueco, quien debutó con la Roja y anotó un gol en un amistoso ante Costa Rica (4-0), el pasado enero.

En la portería chilena estará en vez de Bravo el meta de la Universidad de Chile Johnny Herrera, en tanto que el lunes partió a Stuttgart desde Santiago Paulo Garcés, portero del O'Higgins, para que Sampaoli tenga otra alternativa en el banco, junto a Christoper Toselli.

En tanto, la plaza de Díaz será ocupada por Charles Aránguiz, del Internacional de Porto Alegre brasileño.

También están lesionados, aunque no son titulares fijos, el defensa José Rojas y el delantero Jean Beausejour.

"Sorpresivamente nos encontramos con cinco o seis jugadores que están bajo su potencial", dijo Sampaoli, quien aseguró además que aún no define el once inicial, pues están observando a varios jugadores.

Para Sampaoli, el de mañana es el amistoso más importante en la preparación de Chile para el Mundial de Brasil y adelantó que la posesión del balón será clave para tratar de neutralizar a los teutones.

"Trataremos que la posesión esté a favor nuestro y no del rival, que es muy ofensivo", advirtió en la rueda de prensa.

"Espero que el equipo pueda consolidar lo hecho en las clasificatorias (al Mundial) en estos amistosos", remarcó Sampaoli, cuyo equipo se enfrentará en la primera ronda de Brasil 2014 a España, Holanda y Australia.

"El rival sabe como jugar y tiene muy claro que de local tiene la obligación de ganar", consideró el técnico de la Roja, aunque también advirtió que Chile "ha crecido como selección y el respeto se lo ha ganado desde la cancha", concluyó.