1 julio, 2014

Salvador de Bahía. AFP Bélgica, que tras 12 años de ausencia volvió a un Mundial con una generación de futbolistas que la invita a soñar, jugará hoy frente al Estados Unidos “modelo alemán” de Jürgen Klinsmann en el último partido de los octavos de final.

El duelo entre Diablos Rojos y norteamericanos se disputará en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador, capital de Bahía (noreste), alas 2 p. m. (hora tica) y cerrará la segunda fase de Brasil 2014.

Bélgica llega tras ganar el grupo H con el 100% de efectividad. El once dirigido por Marc Wilmots venció en el debut a Argelia por 2-1, después derrotó a Rusia por 1-0 y terminó su andadura en la primera ronda derrotando a Corea del Sur por 1-0.

“A partir de ahora, con la confianza acumulada por tres victorias, tendríamos que poder jugar de una manera más relajada. Debería ser también mi caso”, declaró la estrella de Bélgica, el volante ofensivo Eden Hazard, quien hasta el momento no ha mostrado el nivel que de él se esperaba.

Bélgica y Estados Unidos
Bélgica y Estados Unidos

Los Diablos Rojos deberán sobreponerse a la racha de lesiones que la vienen persiguiendo para enfrentar a un equipo estadounidense al que le gusta correr la cancha y hacer pesar su juego físico.

Anthony Vanden Borre, lesionado en el partido contra Corea del Sur, es baja para el resto del Mundial y sus compañeros de zaga Vincent Kompany, Thomas Vermaelen y Laurent Ciman sufren molestias que los dejan en duda para jugar hoy.

Estados Unidos, por su parte, fue la sorpresa del grupo G, en el que terminó en segundo lugar como escolta de la poderosa Alemania y dejó fuera a la selección portuguesa de Cristiano Ronaldo.

Jozy Altidore (izquierda), quien corre con el preparador Masa Sakihana, volvería a la alineación titular de Estados Unidos para los octavos. | AP
Jozy Altidore (izquierda), quien corre con el preparador Masa Sakihana, volvería a la alineación titular de Estados Unidos para los octavos. | AP

En filas norteamericanas, Klinsmann recuperará seguramente a su potente delantero Jozy Altidore después de que se perdiera los últimos dos partidos de la fase de grupos por una lesión en los isquiotibiales.

También espera contar con el centrocampista Jermaine Jones, quien utilizará una máscara protectora por la fractura en la nariz que sufrió en la derrota del jueves pasado ante Alemania.

“Cada día en el que nos espera un partido de eliminación directa, ¿podemos enfrentarlo? Sí, podemos”, afirmó ayer Klinsmann.