El 3-1 ante Uruguay y el 2-1 de Italia a Inglaterra ofrecen un panorama alentador

Por: David Goldberg J. 15 junio, 2014

Fortaleza, Brasil. Contra todos los pronósticos, contra todas las quinielas, Costa Rica es líder del grupo D del Mundial Brasil 2014.

La sorpresiva y contundente victoria conseguida ante Uruguay ayer, por 3-1, puso a los ticos al mando de uno de los bloques más duros del torneo planetario, el cual hasta ayer tenía tres excampeones mundiales y una cenicienta.

Ahora lo integran tres excampeones y un competidor.

La victoria en el magno estadio de Arena Castelão de la ciudad de Fortaleza, al noreste de Brasil, se combinó también con el triunfo de Italia sobre Inglaterra, por 2-1, para dar un panorama muy alentador.

La Selección se se aseguró llegar al último partido de la fase de grupos ante los ingleses con posibilidades, independientemente de lo que suceda el viernes ante Italia (10 a. m. hora tica, en la Arena Pernambuco, de la localidad de Recife).

Como mínimo, será como en las ediciones de Italia 1990 y Japón y Corea del Sur 2002, cuando el equipo se lo jugó todo en el duelo final. Todo lo contrario de Alemania 2006, cuando para ese duelo todo estaba definido.

Inclusive, existe la posibilidad de que todos los equipos del grupo lleguen a esa jornada (será el 24 de junio) con opciones, por lo que entraría a jugar la diferencia de goles, factor que por ahora también está en favor de la Tricolor. Para eso deberían acontecer dos empates.

Sin embargo, al montarse en la carroza del optimismo en la que seguramente transitará todo el país en los próximos días, la idea será vencer a la Azurra y dar un paso más hacia una histórica clasificación a segunda ronda.

Esta, por la calidad de los rivales, podría ser incluso mayor que la gesta de aquel verano Italiano.

Los seleccionados montan el festejo con el gol de Duarte (6) que significó el 2-1 ante la Celeste. En tres minutos, la Tricolor volcó la pizarra. | AFP
Los seleccionados montan el festejo con el gol de Duarte (6) que significó el 2-1 ante la Celeste. En tres minutos, la Tricolor volcó la pizarra. | AFP

Clasificación. Las combinaciones también permiten soñar con obtener ese boleto de forma anticipada.

Para ello se precisa de un triunfo ante los italianos de Mario Balotelli, Andrea Pirlo y Gianluigi Buffon, quien lo más probable jugará tras superar una lesión que lo sacó del duelo de ayer, combinado con un empate entre charrúas e ingleses.

Si eso sucede, la Tricolor llegará a seis puntos y ellos se quedarían con uno.

No obstante, el juego prevé goles dado que estos dos deberán ir con todo al ataque, ya que un resultado distinto a una victoria prácticamente los deja en la vereda, lo que sería una catástrofe para equipos de poderío con tantas esperanzas.