Profesionalización de las distintas áreas de la Fedefútbol fue un aspecto vital

Por: Gabriel Vargas B. 20 julio, 2014

En el fútbol costarricense muy pocas veces se apuesta por los procesos. En la mayoría de ocasiones la intención de llevarlo a cabo existe, pero en el camino se va diluyendo y se corta el objetivo.

Lo que realizó la Selección Nacional en el Mundial Brasil 2014 es la muestra de que hay que morir con los procesos y apostar por los mejores resultados. Así piensan varios federativos.

Un proceso no solamente es nombrar a un técnico y sostenerlo hasta el final a pesar de las presiones que surgen tras resultados que generan duda. Es mucho más que eso.

El trabajo engloba tres grandes vertientes: administrativa, deportiva y financiera.

Ahí es donde el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li destaca que se ha trabajado bien.

Por ejemplo, la profesionalización de varios campos fue fundamental para el éxito del proceso hacia Brasil 2014.

Los departamentos de mercadeo, médico, administrativo y financiero cuentan con personas calificadas para llevar a cabo sus funciones como toda empresa.

De ahí surgen patrocinios que inyectan recursos frescos para llevar a cabo el objetivo, búsqueda de fogueos internacionales, tratamiento médico para lesiones de jugadores, entre muchas otras cosas fundamentales en un equipo que desea hacer las cosas de la mejor manera con los recursos que tiene.

Celso Borges fue al Mundial Sub-20 del 2007; Joel Campbell, al del 2011; Marco Ureña, al del 2009. En este 2014, los tres fueron una parte de la Selección de la hazaña en Brasil 2014
Celso Borges fue al Mundial Sub-20 del 2007; Joel Campbell, al del 2011; Marco Ureña, al del 2009. En este 2014, los tres fueron una parte de la Selección de la hazaña en Brasil 2014

“Hubo mejores fogueos. El Estadio Nacional nos generó mejores recursos y mejoró las condiciones de los jugadores. Además el espacio de Unafut para los microciclos y la entrega de los jugadores para partidos amistosos fue importante. También el incremento de patrocinadores que creyeron en el proyecto fue muy importante”, explicó Rodolfo Villalobos, tesorero de la Fedefútbol.

Cambio generacional. En lo deportivo hubo un factor determinante aparte de sostener a Jorge Luis Pinto durante toda la eliminatoria hacia Brasil 2014.

El cambio generacional influyó en la madurez de la Selección Nacional y hasta en su estilo de juego en cierta parte.

“Es una gran diferencia con respecto al 2010. En esa eliminatoria veníamos de un Mundial 2006 donde no había un recambio generacional, no se creó eso; entonces era difícil para los técnicos de turno en su momento en ese proceso a Sudáfrica 2010, tampoco es toda responsabilidad de ellos, obviamente era un proceso de recambio importante en muchas cosas”, explicó Eduardo Li.

“Ahora es una gran diferencia porque fuimos creando nosotros mismos ese proceso, con jugadores se empezó con los mundiales menores de Canadá 2007, Egipto 2009, Colombia 2011 más otros que ya venían del Mundial 2006. Llegamos al grupo que don Jorge Luis Pinto escogió”, agregó el jerarca.

Ahora la tarea es aún más difícil: mantener el listón tan alto como quedó luego de hacer historia en el Mundial de Brasil 2014.